CREMA/SOPA DE CALABAZA.

IMG_2414

INGREDIENTES:

  • 1 kg. ó 1300 grs.  de calabaza preferiblemente de la que aparece a la izquierda de la foto superior, la alargada y del color que le da su nombre, por su sabor, facilidad y textura.
  • 1 pieza de cúrcuma fresca rayada.
  • 1/2 manzana rayada.
  • 3 tallos tiernos de apio ( sin hojas) rayados
  • 1 patata mediana.
  • sal (optativo: sal kalanamak, sal negra del himalaya que le da un sabor azufrado), pimienta, canela, aceite de oliva, agua.
  • 1 vaso mediano de leche vegetal sin azúcar.

ELABORACIÓN:

  1. Pelar, cortar y limpiar la calabaza, guandando sus semillas (valioso tesoro para reproducir en cualquier terraza o huerto)
  2. Mientras, en una olla grande en donde se elaborará todo, añadir aceite, calentar y hechar primero la manzana y el apio, al dorar un poco añadir la cúrcuma.
  3. Al estar salteado estos ingredientes, ir hechando en la olla, la calabaza y la patata pelada y troceada pequeña. Rehogar unos minutos y añadir el agua (cantidad según se desee una crema o una sopa). Llevar a hervir y salpimentar a gusto y especiar.
  4. Cuando ya esté casi a punto de óptima cocción, hecharle la leche vegetal, dejar que termine la cocción y triturar energéticamente hasta que se obtenga una textura fina.

*Se puede acompañar con unos cubitos de pan frito, piñones, o lo que se quiera si se trata de una crema o de una sopa.



 

La calabaza Ruperta era en realidad el mejor premio

Era la estrella del Un, dos, tres…, aquel programa mítico que reunía a familias enteras las noches de los viernes delante de la televisión.
Ahora las nuevas generaciones ya no asocian la calabaza a la Ruperta ni a que los concursantes se volviesen a casa con las manos vacías, sino a Halloween, a terroríficos disfraces y a noches de muertos vivientes.
Pero la calabaza, más allá de modas y mitos, es un alimento de primer orden al que me gustaría dedicar hoy este Tener S@lud.
Fueron los españoles quienes la introdujeron en Europa tras aprender a cultivarla en América, continente en el que se cosechaba ya en la Antigüedad. Ahora bien, hay registros que apuntan que la calabaza también lleva muchos siglos siendo sembrada en países de Oriente.
Aunque en un primer lugar los europeos la utilizaron como comida para los animales, poco a poco se fueron obteniendo variedades más dulces y sabrosas. Y así fue como esta fruta (sí, se trata de un fruto, al igual que el tomate y el pepino) dio el gran salto a nuestros platos.
Su importancia se ha plasmado de muy diversas formas a lo largo de la Historia. Las pepitas de calabaza habrían sido usadas como cuentas del rosario en algunos monasterios en la Edad Media, la propia fruta habría servido como moneda durante cierto período en la actual Haití y su cáscara, utilizada para guardar agua o vino, se convirtió en uno de los símbolos identificativos de los peregrinos del Camino de Santiago.  Esta tradición jacobea ha pervivido hasta la actualidad, al igual que dichos y expresiones populares con la calabaza como protagonista. “Dar calabazas” es, sin lugar a dudas, una de las más conocidas.
Por si se lo pregunta, se cree que el origen de esta frase está en una antigua costumbre propia de ciertos pueblos rurales. Al parecer, cuando acudía a comer a casa un pretendiente que no era bien recibido, se le daba un plato de calabaza tras la comida, en lugar de un cigarro. Y es que este alimento ha sido durante mucho tiempo considerado un “antiafrodisíaco” capaz de bajar o anular la libido.  Y asimismo no hay que olvidar que la calabaza posee también cierto componente mágico: además de ser un clásico de la noche de Halloween fue la herramienta perfecta que sirvió al hada madrina de Cenicienta para construir una espectacular carroza.
No obstante, la elección de este recurso literario tiene más sentido de lo que parece. Y es que resulta que ninguna otra planta es capaz de producir un fruto mayor que la calabaza (un granjero belga logró el Guinness World Records con un ejemplar que pesaba prácticamente ¡1.200 kilos!).
*El porqué de su importancia
La calabaza nunca habría llegado a adquirir tal relevancia en nuestra cultura si no fuese un alimento excelente para la salud.
Tanto su carne como sus preciosas semillas (también comestibles después de asadas) están repletas de nutrientes (vitaminas, minerales…). Y de las pepitas puede extraerse, además, un aceite fantástico y muy aromático.
La calabaza contiene gran cantidad de antioxidantes, entre los que destacan los carotenoides (alfa-caroteno, beta-caroteno y beta-criptoxantina) y las vitaminas C y E. Estos antioxidantes son sustancias capaces de neutralizar los radicales libres, unas moléculas agresivas generadas por el metabolismo de las células del cuerpo y por lo general muy inestables. (1)  En determinadas circunstancias los radicales libres pueden resultar útiles, especialmente a la hora de destruir las bacterias patógenas que atacan al organismo. Sin embargo, en exceso desencadenan un estado de “estrés oxidativo” que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades crónicas, dolencias cardiovasculares y cáncer. (2)
Ensayos realizados en probeta y con animales han demostrado que los antioxidantes que contiene la calabaza protegen la piel contra los rayos solares y disminuyen el riesgo de tumor y de enfermedad ocular. (3) (4)  Además, al transformarse en vitamina A los carotenoides también refuerzan el sistema inmunitario permitiéndole combatir las infecciones, un efecto que se ve reforzado por la riqueza de la calabaza en vitamina E, hierro y folato, útiles para mejorar la inmunidad del organismo. (5)  De ahí que precisamente sea tan beneficioso comer calabaza en esta época del año en la que comienza a atacar el frío. ¡Es uno de los vegetales de temporada que más conviene estos meses!
*Grandísima aliada de la salud ocular   La calabaza es excelente para los ojos también por su riqueza en vitamina A, en luteína y en zeaxantina, todas ellas sustancias que reducen el riesgo de sufrir cataratas y degeneración macular asociada a la edad (DMAE). (6) (7)  Pero, además de eso, las vitaminas C y E contribuyen a proteger la mácula de los desgastes relacionados con los radicales libres y que se producen debido a las excesivas concentraciones de luz.
*Gran cantidad de potasio y de fibras   En cuanto a sus efectos sobre la digestión, la calabaza también es excelente: facilita todo el proceso y, además, sus fibras nutren enormemente la flora intestinal.   Del mismo modo, su riqueza en potasio reduce el riesgo de sufrir hipertensión arterial (HTA) o un accidente cerebrovascular (ACV) o ictus.
*Puede ser utilizada de muy diversas formas:   en sopas, gratines, tartas… En concreto, el pastel de calabaza a la canela, una receta típica de Estados Unidos, ha ganado mucha fama en Europa en los últimos años (si aún no lo ha probado, le recomiendo que lo haga, ¡está delicioso!).  Ahora bien, puede prepararse de otras formas mucho más sencillas. Por ejemplo, basta con asar en el horno grandes trozos de calabaza que haya salpimentado previamente.   La verdad es que constituye por sí sola una completa comida; una cena ideal, por ejemplo, para aquellos que desean comer sano y ligero.
*Cuestión de variedades  Los más puristas disputan sobre apelativos y categorías, ya que existe una enorme variedad de calabazas (cacahuete o moscada, hoikkaido o potimarron, alcayota o de cabello de ángel…).   Pero, al fin y al cabo, todas son calabazas y todas poseen enormes beneficios para la salud.
*Y otro punto a su favor:   cualquiera de ellas se conservará muy bien en invierno. Así que, sea cual sea su variedad preferida, bastará con que la guarde en un lugar fresco, seco, bien aireado y… ¡bien visible! Solo de ese modo podrá disfrutarla también con los ojos antes de comerla.
¡A su salud!   Luis Miguel Oliveiras
FUENTE   :  Tener S@lud en este enlace.

******************************

Fuentes:

  1. Ami Ben-Amotz, Rachel Fishier. “Analysis of carotenoids with emphasis on 9-cis β-carotene in vegetables and fruits commonly consumed in Israel”. Food Chemistry. Volume 62, Issue 4, 1998, Pages 515-520, ISSN 0308-8146. doi.org/10.1016/S0308-8146(97)00196-9.
  2. “Chronic inflammation and oxidative stress as a major cause of age-related diseases and cancer”. Nemat Khansari, Yadollah Shakiba, Mahdi Mahmoudi. Recent Pat Inflamm Allergy Drug Discov. 2009 Jan; 3(1): 73–80.
  3. “β-Carotene and other carotenoids in protection from sunlight”. Wilhelm Stahl, Helmut Sies. Am J Clin Nutr. 2012 Nov; 96(5): 1179S–1184S. Published online 2012 Oct 10. doi: 10.3945/ajcn.112.034819.
  4. “The role of carotenoids in human health”. Elizabeth J. Johnson. Nutr Clin Care. 2002 Mar-Apr; 5(2): 56–65.
  5. “Selected vitamins and trace elements support immune function by strengthening epithelial barriers and cellular and humoral immune responses”. Silvia Maggini, Eva S. Wintergerst, Stephen Beveridge, Dietrich H. Hornig. Br J Nutr. 2007 Oct; 98 (Suppl 1): S29-S35. doi: 10.1017/S0007114507832971.
  6. “Association of vitamin A and β-carotene with risk for age-related cataract: a meta-analysis”. Aimin Wang, Jing Han, Yunxia Jiang, Dongfeng Zhang. Nutrition. 2014 Oct; 30(10): 1113–1121. Published online 2014 Mar 12. doi: 10.1016/j.nut.2014.02.025
  7. “AREDS : au-delà du rapport 8”. Revues Génerales. Micronutrition.
******************************

Croquetas de “Verdura d’0lla”

⊂♦♦⊃Seguramente sería innecesario especificar una receta de croquetas, puesto que puede que la mayoría sepan como se elaboran. Para quién nunca se haya adentrado en los rincones de la cocina., a lo mejor esta de aprovechar le es útil⊂♦♦⊃

p5250597.jpg

RECETA DE APROVECHAMIENTO O DE CREACIÓN 

La base de verduras de estas croquetas son las verduras que hemos usado al hacer un caldo vegetal, que también se pueden consumir directamente o pasadas por el horno con un poco de aceite y sal, y el hecho de pasarlas por el horno para que se doren un poco, también nos sirven de base para la elaboración de esta receta.

ELABORACIÓN E INGREDIENTES PARA EL CALDO (opcional):

 Para las verduras del caldo de esta receta

  • Las hojas verdes de una col limpias y atadas con un cordel de cocina como un canelón, 3 ramas de ápio con todas sus hojas verdes, un pimiento verde
  • 2 nabos blancos,  1 chirivía grande , 2 patatas medianas todo límpio y partido por la mitad.
  • 2 zanahorias, 1 remolacha roja, partidas, 1 pimiento rojo pequeño, 1 puñado de garbanzos, sal, aceite, pimienta.

En una olla, con suficiente agua fría para hacer el caldo, los garbanzos se hechan los primeros a cocer, y, mientras se van preparando las verduras, se las va añadiendo. Dejar hervir todo unos 30 o 40 minutos ya con sal. Reservar el caldo y colocar el resto en una fuente para horno, con el horno ya caliente a 200º unos 30 minutos, con sal y pimienta y aceite hasta que se dore un poco. Dejar enfriar y trocear menudito para las croquetas.

ELABORACIÓN E INGREDIENTES DE LAS CROQUETAS

  1. Verduras y garbanzos troceadas fino
  2. harina, pan rayado, sal, pimienta, 0’450 l. leche de soja aprox., 0’180 l. caldo elaborado, canela, coriandro, comino (todas las especies en polvo), aceite y una paella grande.71F78FD5-F3F4-428E-8C3F-B5AC6F38F731
  3. Con la paella y el aceite al fuego hecharle las verduras y garbanzos, remover y añadir unas cucharadas de harina (su proporción dependerá de la cantidad de verdura del caldo que obtengamos, aproximadamente por 1/2 kg de verdura: 3 cucharadas de harina) Foto 1 y remover bien dejando que vaya rehogándose todo el conjunto hasta notar que se apelmaza.D90559B5-693E-43C4-A1E2-BEDAF3558BE5
  4. Ahora, sin sacarla del fuego, es el momento de los líquidos; primero echarle el caldo y remover, después la leche de soja pero esta según nos pida la masa, puesto que habremos de conseguir una masa suave pero firme Foto 2. Ir removiendo 2F3AB11E-DD3D-4DD9-BEA0-87EDC5579383mientras se va cociendo y obteniendo una especie de beixamel muy espesa, hasta que se nos despegue de la paella, tal como se ve en la Foto 3. Entonces ya la podemos sacar del fuego y dejar que se vaya enfriando para poder manipularla.
  5. Ahora preparamos la mesa de trabajo con la ♦masa de las croquetas, el ♦pan rayado, y, una cantidad suficiente de ♦leche B9D398FF-0297-4EA0-BC6B-EF3D70589BDAde soja con harina mezclado hasta conseguir una textura parecida a la crema de leche para remojar las croquetas ya moldeadas de la masa.
  6. Vamos moldeando las croquetas del tamaño que queramos, las pasamos por el líquido cremoso obtenido y luego por el pan rayado hasta que queden bién rebozadas y las vamos disponiendo sin que se toquen en una fuente 4EFD1442-D4B5-4872-82AC-7E0CADB5BC53para poder guardarlas en el frigo o para poder congelar, o, para cocerlas de inmediato.
  7. Para freirlas se disponen en una paella con aceite de oliva muy caliente una a una y también separadas. Una vez doradas por un lado, con cuidado se giran para que doren por el otro.
  8. Se van sacando escurriéndo bien y depositándolas sobre papel de cocina para que se excluya el exceso de aceite. Y, listas para servir ya colocadas en una fuente para la mesa.

Estas croquetas están riquísimas tanto si se consumen calientes como frías.

 

 

 

Embutido vegano picante(siguiendo los pasos de Marta) -libre de alílicos-

4A07A558-F75B-435F-93C9-0DB0561B9889

Embutido picante para 6 o 7 unidades, propio para desayunos, bocadillos o para picar, también apto para rebozar o freir.

♦Se necesitan una fuente, 3 boles de diferentes tamaños y papel sulfurizado (aluminio)

⊂1⊃ EN UN BOL GRANDE

  • 5 tacitas (café) ☕️  de glúten de trigo
  • 2 cuchar. soperas🥄  de harina de garbanzo
  • 2 cucharaditas.🥄       de fécula de maíz o patata (maicena)
  • espécias:
    • 4 cucharaditas🥄tomate deshidratado triturado
    • 2           “                 pimienta negra
    • 2           “                 orégano
    • 1           “                 pimentón rojo ahumado+1 de pimentón rojo normal
    • 1           “                 sal marina, de algas o de otro tipo
    • 1/2        “                 comino+cúrcuma

⊂2⊃ EN UN BOL 🥣 MEDIANO

  • 2 tacitas☕️   de soja texturizada mediana (deshidratada)
  • 2     “              leche de arroz (sin azúcar) u otra
  • 1 rebanada  pan sin corteza desmenuzado
  • 1 cucharada🥄tamari o salsa de soja

⊂3⊃ EN OTRO BOL 🥣 PEQUEÑO

  • 6  cucharaditas🥄 de aceite de oliva
  • 6            “                  de tamari (¡ojo no pasarse!)
  • 4 y 1/2 tacitas ☕️   de agua o mitad leche de soja bien fría

✔️  Encender el horno arriba y abajo a 180º

* En el bol 🥣 1 Mezclar los ingredientes secos hasra que se homogenen los colores

* En el bol 🥣 2  mezclar bién y añadir su contenido al bol 1 y volver a mezclar bién

* En el bol 🥣 3  mezclar los líquidos y añadirlos al bol 1  amasando muy bién ha de resultar una masa.

✔️ Envolver por separado en el papel de aluminio una cantidad adecuada para formar 6 o7 piezas; cerrar cada extremo como si fuera un caramelo; disponerlas en la fuente y meterla en el horno caliente durante 30 minutos.441F28B2-C992-4529-8151-820DB2C47C26

 

CHAPATI-PITTZA ELABORADA CON MASA MADRE

Una rápida y sencilla manera de preparar un desayuno (para los golosos del salado), un tentempié, un aperitivo o un entrante.

(Otra manera de preparar chapatis a base de masa madre. Es muy aconsejable usar ese tipo de masa porque las enzimas presentes en ella hacen la digestión muy sencilla y rápida y así no se crean subproductos indeseables en el intestino. Además, esta masa está viva por lo que significa que crece, y sigue haciéndolo cuando se cuece.)

INGREDIENTES:

  • Masa madre ya preparada (ver receta)
  • Quesos veganos: picante y tipo parmesano
  • Especias: orégano, pimentón de la vera dulce o agridulce, pimienta negra y sal negra del Himalaya o rosa
  • Aceite de oliva

PREPARACIÓN Y COCCIÓN:  (Proveerse de una paella mediana; esta masa no se pega ) (Personalmente, si tengo que elaborar más de cinco o seis chapati- pittza, me proveo de 2 paellas iguales y así voy más rápido)

  1. Hacer bolitas de 5 cm. de diámetro aproximadamente, de la masa
  2. Untar de aceite la paella
  3. Aplastar con las manos a fin de conseguir un disco y seguir estirándolo hasta que ocupe el fondo de la paella. (va muy bien ayudarse con un rodillo o un plato por el reverso para estirarla)
  4. Encender el fuego y colocar la paella con la masa ya estirada y dejar que cueza un poco y darle la vuelta.
  5. Con la paella al fuego, ir espolvoreando los ingredientes: primero el queso y luego el resto. Volver a echar un poco de aceite alrededor y por encima.
  6. Tapar y dejar que se deshaga un poco el queso y se cueza la masa por debajo.
  7. Ir disponiendo en los platos o en una plata para servir en la mesa.

Y…, ¡listo para disfrutar!

Humus jugoso

Humus inspirado con el que nos sirven en el excelente restaurante vegetariano Damunt d’un fil de cel en Terrassa. No conocemos la receta original que ellos preparan pero hemos intentado imitarla, y queda riquísimo!!!

hummus suculent

Preparación fácil y rápida. Salen aproximdamente 600g
130kcal/100g aproximadamente.
Rico en Calcio, postasio, hierro, zinc, vitaminas del grupo B y C y magnesio
.
Los garbanzos son unas legumbres que reducen el colesterol y evitan la hipertensión. Contienen azúcares de lenta absorción lo cual beneficia a las personas que sufren diabetes tanto tipo 1 como 2. Alivian las úlceras pépticas (del estómago) y del duodeno. Al contener mucho magnesio es favorable para las temporadas de estrés. Es un buen alimento para las épocas de crecimiento.

.
El sésamo es una semilla del que se obtiene en tahín, normalmente tostado lo cual hace que pierda parte de sus cualidades nutricionales pero de todos modos las explicaremos. En la cultura hindú son consideradas como las semillas de la inmortalidad. Ayuda a diminuir los niveles de colesterol malo (LDL). También protege contra la osteoporosis por su alto contenido en calcio e incrementa la producción de leche durante el periodo de lactancia. El mejorar la circulación, incrementa la vascularización de los folículos pilosos que junto con su contenido en proteínas de alta calidad y zinc mejoran el aspecto y salud de la piel y sobretodo el cabello.

Ingredientes:
Un tarro de garbanzos cocidos en conserva
1 cucharadita de curry
3 cucharadas de levadura de cerveza
1/2 taza de leche de soja sin azucares añadidos (habas de soja y agua)
1 o 2 cucharadas de salsa de soja
2 o 3 cucharadas de tahin de sesamo tostado
1 diente de ajo

Procedimiento:
Lo mezclamos todo menos la leche en un tarro de cristal (ya pensando en un recipiente para guardarlo en la nevera sin tener que ensuciar más recipientes) y trituramos mientras vamos añadiendo la leche de soja poco a poco. Le puedes agregar un poquito más de leche si lo prefieres.
* Sírvese con trocitos de crudités o pan tostado u otro alimento que pueda utilizarse como “dipeador”

Acelgas Gratinadas para fechas señaladas

Una buena propuesta para una mesa de navidad. Las acelgas no tienen muy buena fama para el público en general, sobretodo para los más pequeños, y aún menos se caracterizan por ser consideradas como un mangar o una opción en una mesa de fiesta, pero aquí os las hemos preparado para que sean aptas para todo los públicos y además adecuadas para formar parte de los platos selectos pensados para estas fechas tan señaladas. A demás, resulta ser una receta muy rápida y fácil de preparar.
bledes gratin2

Preparación fácil y rápida. Para 4 personas.
320 kcal/ración aproximadamente.
Rico en Vitamina A, Vitamina C, Vitamina K, Ácido Fólico, Calcio, Hierro, Magnesio, Potasio.
Las acelgas poseen propiedades muy beneficiosas para el organismo gracias a su rico contenido nutricional. Aun que no lo parezca, contienen más cantidad de hierro que las espinacas y además aportan calcio y magnesio, convirtiéndolas en una potente arma contra la anemia, la osteoporosis y la hipertensión arterial entre otras muchas cualidades. Su elevado contenido en Vitamina A y C la convierte en un potente antioxidante enlenteciendo el envejecimiento celular y la arterioesclerosis además de fortalecer el sistema inmunitario. Por contenido de Ácido fólico la hace una estupenda amiga el desarrollo fetal y la correcta formación de las células sanguíneas en el adulto. Tener en cuenta que el alcohol impide la correcta absorción de esta vitamina de forma dramática, no abusar de ello si uno tiene deficit de tales vitaminas, consumir con moderación o abstenerse del consumo.

Ingredientes:
1 kg de acelgas.
250 ml de crema vegetal.
1 cucharadita de nuez moscada.
1 cucharadita de pimienta blanca recién molida.
4 cucharadas de polenta de maíz (no maizena).
2 cucharadas de levadura de cerveza.
Salsa de soja
Queso vegano para fundir

Procedimiento:
Calentamos el horno a 200º mientras preparamos el resto.
Separamos las pencas de la hoja y cortamos los tallos en trozos de unos 5 cm. También cortamos la hoja verde en tiras de unos 5cmx5cm. Cocinamos las acelgas, hoja y penca por separado (se puede cocinar al vapor o cocer con un poco de agua). Cuando estén listas ambas partes escurrir y reservar.
En un tarro mezclamos la nata o crema líquida vegetal junto con la salsa de soja al gusto, la harina, la nuez moscada, la pimienta y la levadura de cerveza.
En una fuente para horno dispondremos las acelgas cocidas y verteremos la mezcla líquida por encima hasta que se empape bien todo. Seguidamente cubriremos con el queso vegetal para fundir, espolvorearemos con un poco de pimienta negra por encima e introduciremos en el horno.
Retiramos del horno cuando el queso tenga un aspecto dorado.
* Servir caliente.

Crema de zanahoria y centro verde

Os presentamos esta receta ligeramente versionada del libro “Cocina vegana mediterranea” de Laura Kohan. Es una buena propuesta para el invierno y una buena alternativa colorida para la mesa.

crema de pastanaga

Ingredientes para la crema:
500 g de zanahorias peladas
1 cebolla grande
1 ramita de apio
1 patata mediana
1/2 cucharadita de cilantro (semillas) molido
1/2 cucharadita de pimienta negra recién molida
El zumo de dos naranjas
Aceite suave
Sal al gusto

Ingredientes para el puré verde:
1/2 vaso de aceite de oliva
1 puñado de berros
2 cucharadas de perejil fresco picado
1/2 aguacate maduro
Sal al gusto
El zumo de medio limón (o lima).

Procedimiento:
Picamos la cebolla y en una cazuela grande (o robot de cocina) la sofreímos con aceite caliente. Una vez trasparente agregamos las zanahorias peladas y cortadas en rodajas, la patata también cortada y el cilantro junto con la pimienta. Dejamos cocinar durante unos 30 min aproximadamente.
Seguidamente cubrimos con 1,5 l de agua y agregamos la ramita de apio, cocinando a fuego lento durante unos 20 minutos más. A continuación retiramos el apio y trituraremos durante el tiempo necesario para que quede una crema de textura fina y uniforme. Seguidamente verteremos poco a poco el zumo de naranja mientras continuamos batiendo para conseguir un resultado aún más cremoso. Agregaremos sal al gusto.

Para preparar el puré verde dispondremos todos los ingredientes en un recipiente y los trituraremos hasta formar una masa fina y consistente.

*Para presentar el plato, dispondremos un centro de puré y luego añadiremos, poco a poco, la crema de zanahorias rodeando el centro de puré hasta cubrirlo parcialmente. Decorar con lo que guste (nosotros le hemos añadido un poquito de cilantro molido).

Guacamole a la mexicana

Esta receta intenta reproducir el guacamole que hace Ana. No nos queda igual pero tiene un poco su esencia. Nos encanta. El truco está en el cilantro, si no te gusta, pues este no es tu guacamole. En tal caso puedes cambiar cilantro por lima, que hacen los dos la misma función, la de antioxidante. Tiene otro truco, y este es el de dejar el hueso de un aguacate en el guacamole, de este modo se conservará sin oscurecerse por la oxidación, parece magia pero lo he visto con mis propios ojos!
guacamoledeana

Resultan unos 300g aproximadamente. Fácil y rápido.
.
170kcal/100g de preparación. Rico en Hierro, Calcio, Magnesio, Fósforo,  Lecitina, Vitamina C y Cromo
.
El aguacate contiene muchos ácidos grasos poliinsaturados y lecitina que ayuda a la reducción de la formación de colesterol malo disminuyendo la posibilidad de sufrir arterioesclesrois. También se ha visto que ayuda a prevenir y tratar enfermedades como el Alzheimer, depresión o la esclerosis múltiple. Por su poder de regulación de la mineralización ósea, debido a su alto contenido en Vitamina D, se ha visto que es un fruto muy recomendable para tomarlo durante el crecimiento, evitando así el raquitismo en la infancia y, en la vejez, la osteoporosis.
.
El cilantro es un potente antioxidante previniendo el envejecimiento prematuro. A parte, se ha observado que ayuda a reducir los niveles de colesterol malo, previniendo enfermedades cardiovasculares. Su alto contenido en vitamina C ayuda a la correcta absorción del hierro. Por otro lado, se ha visto que estimula al páncreas a producir insulina, equilibrando los niveles de azúcar en sangre. Tiene propiedades antibacterianas, evitando así, algunas intoxicaciones alimenticias gracias a su contenido en limoneno. A demás, se le otorgan facultades diuréticas normalizando, de este modo, las cifras tensionales.

Ingredientes:
3 aguacates medianos
1 taza de cilantro fresco (hojas y ramitas más tiernas ligeramente picadas).
1 cucharada de aceite de oliva
1 chalota pequeña
Sal al gusto

Preparación:
En un mortero, si puede ser, disponemos los aguacates previamente cortados en dados, la cebolla picada, el cilantro, el aceite y la sal, con la mano del mortero machacamos la mezcla hasta obtener la textura deseada.
Deja un hueso de aguacate dentro para evitar la oxidación.
*En esta receta no hace falta poner lima pero si te gusta le puedes añadir el jugo de media pieza. De todos modos el cilantro es un excelente conservante.
Servir con tortitas de maíz preferiblemente.

Revuelto vegano

Esta es una receta, ligeramente versionada, extraída de ” El gran libro de cocina vegana francesa de Marie Laforette“. Adquisición tras asistir a la presentación de su libro hace unos meses en Ecocentre en Barcelona. La verdad es que es un buen libro para empezar con la dieta vegana, aporta muchas ideas, información esencial y recetas muy útiles para todas las edades y gustos.
IMG_5400
Ingredientes:
1 puerro mediano
1 diente de ajo
2 ajos negros
250 g de tofu firme
200ml de crema de soja
1 cucharada de ajo en polvo
1 cucharadita de cúrcuma
2 cucharaditas de sal negra del Himalaia (tiene aroma de azufre).
Aceite al gusto.

Procedimiento:
Desmigamos el tofu y mezclamos con la crema de soja, el ajo en polvo, la cúrcuma y la sal negra.
En una sartén mediana sofreímos con un poco de aceite el puerro y los ajos picados. Vigilando que no se doren demasiado, seguidamente agregaremos la mezcla y cocinaremos, removiendo, durante unos minutos.
Servir acompañado de pan, tostadas, espárragos a la plancha o lo que se os ocurra. Buen provecho!

Espinacas a la catalana

Receta típica de nuestras tierras, ligera y sabrosa. Fácil de preparar y cómo no? Muy sana. Hay muchas versiones de cómo realizar esta típica receta pero os presentamos una forma muy sencilla de hacerlo. Os invitamos a hacer este plato en vuestra casa, ya nos contaréis.

espinacs

Para 3-4 personas. Preparación rápida y fácil.
365 kcal/ración aproximadamante. Rico en calcio y hierro.
Las espinacas son unos de los alimentos más anticancerígenos conocidos. Sobretodo el cáncer de pulmón, por lo que es muy recomendable tomarlo en cantidad si se es fumador. Estos beneficios se deben a su alta cantidad de betacarotenos, incluso más que la zanahoria. La vitamina K contribuye a la normal función de la coagulación de la sangre y el mantenimiento y desarrollo de los huesos. Contiene altos contenidos en ácido fólico y zinc, por lo que lo hace muy recomendable durante el embarazo y la infancia. *Precaución: deben evitar tomar espinacas los que padezcan de reuma, enfermedades del riñón, gota, artritis y propensos a tener cálculos renales debido a la formación de oxalato.

Los piñones son aconsejables en etapas de crecimiento y una alternativa a los lácteos; beneficiosos en casos de osteoporosis y descalcificación; Combaten el colesterol y las enfermedades cardiovasculares; Son ideales para deportistas y excursionistas ya que en poca cantidad nos aportan mucha energía y nutrientes; Ayudan en estados carenciales, cansancio y anemias.

Ingredientes:
1 kg de espinacas frescas
150 gramos de pasas sultanas
100 gramos de piñones
3 dientes de ajo
1 vaso de vino
aceite de oliva
sal al gusto

Preparación:
En una sartén grande calentamos unas 4 cucharadas de aceite de oliva y seguidamente doramos los ajos cortados en rodajas, intentando no quemarlos, los piñones y las pasas. Removemos durante unos minutos y cuando estén listas añadimos el vaso de vino. Dejando evaporar unos minutos el alcohol del mismo. Retiramos del fuego, separamos el aceite de los ingredientes y volvemos a disponer este aceite en la sartén. Bajamos el fuego al mínimo.
Seguidamente agregamos las espinacas en la sartén, tapamos y dejamos cocinar, vamos removiendo de vez en cuando.
Una vez las espinacas ya estén cocinadas (intentar que no se hagan demasiado) agregamos los otros ingredientes que previamente hemos retirado y cocinamos unos minutos más. Añadir sal al gusto.