Tortilla de calabacín

Típica receta de cocina tradicional que no puede faltar en nuestro menú semanal algún día de la semana, ya que es fácil de hacer y muy completa nutricionalmente hablando.

truita de carbassó

Ingredientes:
4 cucharadas de harina de garbanzos
2 cucharadas de harina de soja
2 cucharadas de harina de trigo
1 taza de leche de soja u otra leche vegetal sin azúcar
1/2 cucharadita de cúrcuma
1 calabacín mediano
2 cebollas medianas
Aceite y sal

Procedimiento:
Cortamos la cebolla en aros delgados y sofreímos en una sartén con el aceite caliente. Cuando esté transparente añadimos el calabacín cortado en láminas de cuartos y cocinamos unos 10 minutos más.
Mientras tanto preparamos la masa en una taza grande con leche de soja donde vamos agregando los ingredientes (harina de garbanzos, harina se soja, harina de trigo, sal y cúrcuma) mezclamos bien para que no queden grumos.
Una vez listo el calabacín y la cebolla los retiramos del fuego, y en un recipiente a parte los mezclamos con la masa. Calentamos un poco más de aceite en la misma sartén después de haberle pasado un paño para retirar los residuos que hayan podido quedar y vertemos el contenido en ella.
Dejamos cocer a fuego lento y tapado durante 5-10 minutos y seguidamente giramos la tortilla para que se haga del otro lado dejándolo unos 5-10 minutos más.
*Puede dar la impresión de que queda muy blando el resultado pero dejándolo reposar en la nevera se volverá más consistente.

Helado de Kiwi vegano

Postre rápido y sano, muy divertido en cuanto al color y textura cremosa que sorprende al paladar. Para el veranito qué mejor, no?

gelat de kiwi
Salen más de 15 raciones, elaboración fácil y rápida (15min más tiempo de congelación).
70kcal/ración aproximadamente. Rico en Calcio, Hierro, Magnesio, vitamina A, muy rico en vitamina C, ácido fólico, vitaminas del grupo B.
El kiwi es altamente rico en vitamina C, más incluso que los cítricos por lo que es un potente antioxidante contrarrestando así el envejecimiento, la aparición de células cancerígenas y acelerando la curación de enfermedades infecciosas como los resfriados. La vitamina C también interviene en la formación de colágeno por lo que es recomendable en caso de lesiones traumatológicas. Actúa también como algo parecido a un ansiolítico, reduciendo el estrés y la ansiedad gracias al magnesio en parte.
El aguacate contiene muchos ácidos grasos poliinsaturados y lecitina que ayuda a la reducción de la formación de colesterol malo disminuyendo la posibilidad de sufrir arteriosclerosis. También se has visto que ayuda a prevenir y tratar enfermedades como el Alzheimer, depresión o la esclerosis múltiple. Por su poder de regulación de la mineralización ósea, debido a su alto contenido en Vitamina D, se ha visto que es un fruto muy recomendable para tomarlo durante el crecimiento, evitando así el raquitismo y en la vejez, la osteoporosis.

Ingredientes:
8 kiwis maduros
2 aguacates medianos y maduros
el jugo de un limón
jarabe de ágave

Procedimiento:
Cortamos los kiwis y el aguacate en dados grandes, los vertemos en la batidora, añadimos el jugo de limón y trituramos. Posteriormente agregamos el jarabe de ágave al gusto (piensa que al estar congelado el sabor dulce pierde un poco de intensidad).
Lo introducimos en el congelador y a esperar hasta que esté listo, aproximadamente 4-3 horas.

Patatas nuevas con pesto

Plato veraniego, muy sabroso de rápida y fácil preparación. Es ideal como entrante o acompañante. Si tienes al albahaca fresca de tu propio jardín mucho mejor. Es muy fácil cultivarla y mantener la planta si solo vas cortando hojas según tu necesidad y dejas la planta entera viva. Si te salen flores, quítaselas para así continuar disfrutando de hojas nuevas y verdes y para evitar que la planta muera y cierre su ciclo. Las patatas nuevas son ideales ya que tienen un diámetro pequeño y una piel muy fina que nos dan la posibilidad de cocinarlas enteras junto con la piel aportando así, un extra de fibra.

patates amb pesto

Salen entre 8-10 raciones
Elaboración fácil en 15 minutos
130kcal/ración aprox. Rico en calcio, hierro, magnesio, fósforo, potásio y zinc. Vitamina C, grupo B, E y K
La albahaca es una planta con gran variedad de atributos medicinales otorgados. Principalmente se le atribuye ser digestiva, antiemética (neutraliza las nauseas y el vómito), mejora la circulación al tener un pequeño poder anticoagulante gracias al eugenol que posee y además és tranquilizante incluso se han visto en ella propiedades narcóticas. * A tener en cuenta que por sus altos contenidos en estragol la alcbaha puede propiciar la apaición de brotes intestinales en personas que sufran de enfermedad de Crohn y colon irritable.
La patata es un tubérculo que siempre debe consumirse cocinado debido a su característica de toxicidad cuando está cruda, sobretodo la piel y la parte verde del tubérculo. Al ser muy ricas en potasio aumentan la diuresis por lo que son buenas para combatir la hipertensión y la retención de líquidos. Se ha visto que ayudan a superar episodios de depresión y que son favorecedoras del sueño. Ayudan a combatir los calambres musculares. Además son buenas para cuadros de cistitis, protstatitis o problemas reumáticos. Se debe tener cuidado en caso de obesidad o diabetes debido a su gran aporte en hidratos de carbono.

Ingredientes para el pesto:
15 hojas medianas de albahaca fresca
50g de piñones
4-6 cucharadas de aceite de oliva
sal al gusto
2 cucharadas de levadura de cerveza (opcional)
1 diente de ajo (opcional)

Ingredientes restantes:
1kg de patatas nuevas
Sal
Pimienta recién molida

Procedimiento para el pesto:
Tenemos dos opciones de preparación dependiendo de las preferencias de cada uno.
Podemos chafar las hojas de albahaca en un mortero junto con el ajo (opcional) y una pizca de sal para facilitar el triturado y seguido añadir los piñones y finalmente el aceite y la levadura (opcional) mezclando poco a poco.
También podemos disponer todos los ingredientes en una batidora y triturarlos juntos.
Resto de procedimiento:
Hervimos las patatas en una cazuela grande durante aproximadamente 15 minutos o hasta que al pincharlas con un pincho metálico resbalen o hasta que se rompa la piel.
Escurrimos y mezclamos con el pesto aún calientes, salpimentamos al gusto y listo. Sirva caliente o a temperatura ambiente.

crema de pesto
* Con las cuatro patatas que sobraron hicimos una crema para untar en el pan, ideal para el desayuno, merienda o cena. Simplemente tienes que añadirle un poco más de aceite y levadura de cerveza.

http://anunrefinedvegan.com/2014/07/23/virtual-vegan-linky-potluck-4/