Risotto de setas

Pues si, también podemos comer risotto! y no, no es por envidia, nosotrxs hemos decidido hacerlo así! 🙂 Pero claro, no es lo mismo, en este caso sabes que el sabor no depende del trabajo forzado y la esclavitud de un animal condenado. En este caso el único que sufre aquí eres tu en el caso de que te salpique un poco de aceite hirviendo!  😉 

rissotto

Dificultad media. Para 4 personas. Tiempo de preparación 50-60 min.

Ingredientes:
4 puñados (300-350g) de arroz bomba.
1 cebolla
300g de setas (nosotros hemos utilizado una mezcla de trompetas de la muerte y shitake)
1 cucharadita de azafrán (nosotros en la receta fotografiada no lo hemos puesto)
q cucharadita de pimienta recién molida
1 vaso de vino blanco
100ml de crema de avena
500ml de caldo de verduras o el caldo de hacer seitan
4 cucharadas de margarina o aceite de oliva
5 cucharadas de levadura de cerveza desamargada
sal al gusto

Preparación:
En una sartén grande sofreímos a fuego lento la cebolla previamente cortada en juliana. Una vez transparente añadimos las setas limpias y cortadas en laminas (shitake). Dejamos cocinar durante unos 10 minutos y seguidamente agregamos el vino.

A continuación añadimos el arroz y salteamos dejando que se empape bien del jugo. Agregamos el caldo poco a poco sin dejar de remover hasta que el arroz esté listo (esto es un poco sacrificado…) puede tardar 20 minutos. Añadimos el azafrán y la pimienta.

Seguidamente agregamos la crema de avena y una vez esta haya evaporado parte de líquido agregaremos la levadura de cerveza, mezclamos bien y al plato. Tacháaan!!

Arroz caldoso de carne y “bolets”

Os presentamos una nueva receta tradicional, esta vez de la zona geográfica del Montseny, inspirada en una receta del libro “La cuina tradicional del Montseny” de Jordi Bassi. La hemos veganizado y modificado el arroz blanco por arroz integral.
Es un plato de carne y setas (comocidas aquí como “bolets”) sin complicaciones, exquisito y apetecible sobretodo en días fríos. Y la gracia es que es una receta para elaborar con “bolets” del tiempo; al ser un plato “de pagès” es una buena excusa para salir de excursión y cocinarlo con lo que hayamos encontrado. Y si no es el caso, en la frutería o el mercado de la ciudad podemos encontrar algunos frescos.

arròs caldós carn vegetal i bolets

Tiempo aprox. 1 hora i 30 minutos. Dificultad: normal. Para 4-6 personas.

440kcal/ración (5 personas). Rico en proteínas, Vitaminas del grupo B (B2, B12, ). Muy rico en potasio, fósforo y calcio. También en selenio y cobre. Rico en magnesio, manganeso, hierro.
Las setas se destacan por su contenido en selenio, mineral que juega un papel importante como antioxidante y a la vez favorece la fertilidad; ayudando a aumentar los niveles de testosterona y espermatozoides y protegiendo los óvulos de los radicales libres. También ayuda a descontaminar el cuerpo de metales pesados, indicado para personas fumadoras. Son ricas también en cobre, importantes para el sistema inmunológico, bascular y nervioso. En añadidura, son una buena fuente de potasio. Remarcamos también que su contenido en fósforo resulta un buen aliado para el funcionamiento del cerebro y la formación de huesos y dientes.

La variedad de carnes vegetales de este plato nos van a aportar una una proteína completa y diversos nutrientes. Por ejemplo el tempeh al ser un alimento fermentado resulta un alimento de fácil digestión y protección intestinal. Juntamente con el tofu no incrementa los niveles de colesterol, por lo que resultan ser productos beneficiosos para personas con problemas cardiovasculares. Ambos, junto a las setas, son ricos en fósforo. Remarcamos de ambos alimentos que contienen isoflavonas, las cuales detienen el crecimiento de las células cancerígenas de mama, colon, próstata, útero y estómago. En particular, añadimos que el tofu, por su contenido en lecitina de soja ayuda a la formación y mantenimiento de la acetilcolina, elemento clave en la enfermedad de Alzheimer. Al ser un alimento derivado de la soja, es rico en calcio, por lo que es muy adecuado durante la infancia y la vejez, en personas con osteoporosis y en la menopausia. Y al tener niveles elevados de potasio ayuda a la eliminación del sodio, con la consiguiente disminución de retención de líquidos, por lo que ayuda a prevenir y controlar la hipertensión arterial.
El arroz integral es un alimento rico en fibras, por lo que estimula el transito intestinal. También, al contener potasio ayuda a eliminar líquidos sobrantes del organismo, siendo así un aliado para problemas de obesidad, edemas, hipertensión, enfermedades de riñón y diabetes.

Ingredientes:

250g de arroz integral
1,250 l de caldo vegetal
700 g de carne vegetal que pueden ser: 200g de tempeh, 200g de tofu, 100g de seitán, 200g de otra carne vegetal, por ejemplo el “no pollo”.
400 g de “bolets” variados y frescos
Un manojo de ajos tiernos
Un puerro
Una cebolla mediana
¼ de Kg de tomates maduros
Sal, aceite y pimienta.
Picada de ajo, perejil fresco y azafrán.

Preparación:

Cortamos las carnes vegetales a taquitos y las freímos en una cazuela, luego reservamos.
Cortaremos bien pequeño las verduras y con el mismo aceite haremos un sofrito siguiendo este orden: la cebolla, el puerro, los ajos tiernos y el tomate. Nos llevará unos 20 minutos
Una vez hecho el sofrito añadimos las carnes vegetales y dejaremos cocer durante unos 15 a 20 minutos.
Mientras, si “els bolets” son muy grandes, los partiremos a cuartos. También prepararemos la picada con el ajo, la pimienta y el azafrán. Y reservamos.
Sin apagar el fuego, añadiremos el arroz integral y las setas. Dejamos cocer unos minutos y añadimos el caldo de verduras y la sal. Si es necesario iremos añadiendo caldo, el arroz debe quedar caldoso. Recordemos que la cocción del arroz integral es aproximadamente de 35 minutos.
A los últimos 10 minutos añadiremos la picada y una pizca de pimienta que aromatizará nuestro plato.

Notas:

Para el caldo, podemos aprovechar el caldo sobrante del preparado del seitán si preparamos el seitán nosotras mismas. Recomendamos esta opción porque es doblemente económica: no compraremos seitán y tampoco caldo.

Los “bolets” que se recomiendan son: “cama-secs”, “rossinyols”, “trompetes de la mort”, “fredolics”, “llenegues”, “seps”, “correjoles” etc. Se puede preparar con cualquier seta, pero entonces perdemos la especificidad aromática y cultural del plato.

Si queremos darle una dimensión aromática más marcada podemos añadir una pequeña rama fresca de tomillo una pizca de ajedrea durante la cocción.

No le iría mal poner un poco de pimiento verde en el sofrito.

No-pollo con masala y anacardos

Inspirado en la cocina hindú, en este plato hemos excluido el pollo para que se quede en condición de gallo disfrutando del campo allí donde esté y así saborear un jugoso seitan sellado adaptado a esta receta. Lo acompañamos con arroz basmati para acabar de cumplimentar el contexto de la receta. Sabroso y para chuparse los dedos.

no pollo al masala
Ingredientes:
Para el no-pollo
1 taza de harina de gluten
2 cucharadas de aceite (de girasol o de oliva)
1 cucharadita de sal (o una cucharada de salsa de soja)
2 cucharadas de ajo molido (opcional)
2 cucharadas de cebolla en polvo (opcional)
2 cucharadas de pan rallado
caldo de verduras o agua

Para la salsa
2 cebollas picadas
4 cucharadas de aceite de girasol
5 dientes de ajo
Agua hirviendo o caldo de verduras
2 cucharadas de masala
1/2 vaso de vino (rosado o tinto)
1 vaso de leche de coco o nata vegetal
3 cucharadas de anacardos poco troceados
3 cucharadas de pasas sin hueso
3 cucharadas de cilantro picado
sal al gusto

Para el arroz
2 cucharadas de aceite de girasol
5 ajos tiernos cortados en rodajitas
1 semilla de cardamomo
4-5 raciones de arroz basmati (lo que quepa en una mano aproximadamente)
Agua
Sal al gusto

Procedimiento:

  1. Primero preparamos el seitan puesto que tendrá que cocerse un buen rato. Mezclamos los ingredientes secos y seguidamente añadimos el aceite y removemos bien. Luego añadimos un vaso de agua y mezclamos hasta formar una masa uniforme con la que haremos bolitas del tamaño de un puño. Aplastamos las bolitas y las cortamos con un cuchillo en forma de triángulos alargados (la idea un poco es que imite la carne del pollo, la parte del muslo, cortado).
  2. En una sartén de un diámetro aproximado de 20cm calentamos unas 2-3 cucharadas de aciete de girasol y doramos un poco los 5 dientes de ajo picados. Seguidamente agregamos el seitan y doramos también dándole la vuelta cada medio minuto unas 3 o 4 veces. A continuación cubrimos con agua o caldo de verduras, agregamos las cucharadas de masala y dejamos que hierva, cuando lo haga, añadimos el vaso de vino y dejamos cocer unos 30-40min. Vamos dando la vuelta a las piezas de seitán.
  3. En otra sartén a parte, de un tamaño similar o superior, calentamos aceite y sofreímos a fuego muy lento la cebolla picada. Tiene que quedar muy muy tierna, casi que se deshaga.
  4. Una vez listo el no-pollo, lo mezclamos (junto con el jugo del seitán) con la cebolla pocha y seguidamente agregamos la nata vegetal o la leche de coco y dejamos hacer.
  5. Mientras se acaban de amalgamar la preparación del no pollo, preparamos el arroz. En la misma sartén que hemos preparado el seitan (y para no ensuciar tantas sartenes), pasamos un papel de cocina para que no queden restos de comida, calentamos 2 cucharadas de aceite y sofreímos los ajos tiernos junto con la semilla de cardamomo. Enjuagamos el arroz, escurrimos y lo salteamos junto con el resto durante unos 5-10 min, seguidamente cubrimos con agua el doble de su tamaño, agregamos sal al gusto y cocemos durante unos 15 min. Una vez listo, escurrimos para extraer el excedente de agua.
  6. En la preparado del no-pollo agregamos los anacardos, las pasas previamente remojadas y el cilantro. Salamos al gusto.

Arroz al horno de la abuela de Enric (veganizado)

Esta es una de aquellas recetas que acompañan la historia gastronómica de la vida de una familia. Es este caso se trata de un modo de hacer el arroz diferente y muy sabroso. La abuela de Enric lo prepara con trozos de carne, ahora no sé de qué tipo. Aquí lo hemos sustituido por seitán frito pero también sería divertido cambiarlo por bacon vegetal.

arroz abuela

Dificultad: baja Tiempo: 1h Para 4-5 personas
Atributos medicinales:Los guisantes son antidiabéticos, a parte, ayudan a controlar el nerviosismo. Previenen el cáncer de colon y refuerzan nuestro sistema inmunitario. Con los champiñones nos beneficiaremos de la ergotioneína, que es una substancia que ayuda al óptimo uso del oxigeno durante el metabolismo. Por otra parte, se cree que los champiñones ayudan a superar episodios de depresión y fatiga. La cebolla tiene bastos beneficios, pero nos centraremos en los más importantes. Ésta es muy beneficiosa para la salud del pelo, las uñas y la piel. Se ha visto que mejora los síntomas del reuma, como los de la próstata. Ayuda a litigar el asma y las afecciones bronquiales. Es bien conocido su poder diurético como su poder bactericida. También se ha visto que mejora los síntomas de la depresión y del insomnio. El pimiento rojo tiene altos contenido en triptófano, con lo que es muy favorable para superar los síntomas de la depresión. Previene la aparición de úlcera gástrica pero en cambio está contraindicado en procesos de gastritis. El tomate es antioxidante, antihipertensivo, se dice que es afrodisíaco, antiinflamatorio y cicatrizante. Es bueno para el agotamiento por calor. A parte es anticancerígeno por el hecho de tener licopénico que prevé los cánceres de mama, pulmón, estómago, vejiga y cuello de útero. La zanahoria disminuye el colesterol y prevé la arterioesclerosis. Al ser alcalina (pH básico, no ácido) ayuda a depurar la sangre, como casi todas las verduras. Va bien para los parásitos intestinales y es laxante, previniendo la diverticulitis y las neoplasias de colon. Nutricional:

  • 390 kal/persona.
  • Vitaminas del grupo B.
  • Vitamina C.
  • Vitamina A.
  • Fósforo.
  • Carotenos.
  • Zinc.
  • Azufre.

Ingredientes:

  • 8 puñados de arroz
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 zanahoria grande
  • 1 cebolla grande
  • 6 champiñones
  • 5 vainas de judías verdes
  • 200 g de guisantes
  • 1 vaso de cerveza
  • pimienta negra
  • pimienta de cayena
  • 150 g de seitán cocido
  • aroma de humo (opcional)
  • 1 lata de maíz dulce (Opcional. No se ha utilizado en esta preparación)
  • 2 tomates
  • caldo de verduras

Prodecimiento:

*Se necesita una paella o cazuela grande, horno y una fuente de cristal grande, más que la que aparece en la fotografía.

  1. Cortar la cebolla en brunoise o picada  y sofreír. Mientras tanto cortaremos los champiñones en dados pequeños y una vez que la cebolla esté pocha los añadiremos y sofreiremos también. Cortaremos la zanahoria en dados pequeños también y las judías en cortes transversales. Iremos añadiendo las verduras en este orden. Añadir sal.
  2. Adobaremos el seitán con la pimienta de Cayena, sal y el aroma de humo (yo lo consigo de un preparado que venden en un supermercado hecho para hacer salmón ahumado, éste ya lleva la sal). Dejaremos reposar durante 20 minutos. Pasado este tiempo, cortaremos el seitán en tiras de medio centímetro y lo freiremos en una paella aparte. Una vez que el seitán esté un poco doradito, lo sumaremos al resto de ingredientes, junto con el aceite.
  3. Dejaremos hacer la mezcla durante unos 10 minutos y seguidamente añadiremos los 8 puñados de arroz y también los 200 g de guisantes. En este momento podemos agregarle el maíz dulce también. “Asustaremos” el arroz unos 5 minutos más con el resto de las verduras y su aceite.
  4. Verteremos el baso de cerveza y dejaremos que se evapore el alcohol 10 minutos.
  5. Dispondremos la preparación en una fuente de cristal grande o una bandeja para el horno y cubriremos con caldo de verduras el doble del grosor que tenga la preparación el la fuente.
  6. Cortaremos los dos tomates por la mitad y los sazonaremos con sal. Los situaremos en la superficie de la preparación donde luego quedaran envueltos, como se ve en la fotografía.
  7. Pondremos la fuente en el horno a 200º y dejaremos hacer durante unos 20-30 minutos. (Esto depende del tipo de arroz, nosotros hemos utilizado arroz vaporizado, que funciona muy bien y no se pasa)

Arroz cremoso con calabacín y (v)acon

A las veganas a menudo nos retraen que para poder comer debemos pasar muchas horas en la cocina. Yo respondo que estar o no mucho rato en la cocina depende del rato que quiera cocinar ese día tal persona. Así que para que quede constancia os dejamos un plato soboroso, fácil y sin complicaciones.

Se trata de una receta veganizada, hecha con amor y por ende: sin sufrimiento. Más nutritiva y saborosa. ¡Que aporveche!

arroz suave

Dificultad: baja

Tiempo: 30min

Para 4-5 personas

Atributos medicinales: debemos destacar de este plato que además de digestivo, nos beneficia en la depuración de líquidos y es remineralizante. La levadura de cerveza fortalece uñas, pelo y regenera la piel.

Las semillas son muy interesantes nutricionalmente por los ácidos omega, sus propiedades antioxidantes, sus aportes minerales, etc.

Nutricional:

  • Potasio, Calcio, Magnesio, Hierro, Zinc, Fósforo, Cobre

  • Vit A, C, E, B1, B6,B7, Carotenos

Ingredientes:

  • 4 tazas de arroz

  • 10 tazas de caldo vegetal casero o 2 pastillas de caldo vegetal con 10 tazas de agua.

  • 2 cebollas medianas

  • 3 calabacines

  • 50 gramos de margarina vegetal o nata vegetal

  • Bacon vegetal

  • Rawmesano, el queso en polvo vegetal (de La Dimensión vegana)

  • Aceite de girasol

  • Perejil picado

  • Sal

Procedimiento:

  1. Freímos o pasamos por la plancha el bacon vegetal que deberemos cortar a tiras. Unos minutos, que quede crujiente.
  2. A la vez, cortamos bien finita las cebollas y las ponemos a sofreír en una cacerola con un poco de aceite.
  3. Pelamos y cortamos los calabacines en piezas pequeñas y lo añadimos a la cacerola con la cebolla. Añadimos un poco de sal.
  4. Cuándo las verduras estén cocidas añadiremos el arroz e iremos removiendo hasta que el arroz haya cogido calor.
  5. Añadiremos el caldo de verduras o los dos cubitos troceados de caldo con las 10 tazas de agua.
  6. Dejaremos cocer a fuego medio, removiendo solo de vez en cuando. Así que se evapore el caldo, prueba el arroz. Si le falta un poco otra taza de caldo o de agua.
  7. Una vez esté listo el arroz, añadiremos la margarina vegetal y removeremos. Podemos añadir un poco de nata vegetal.
  8. Serviremos el plato con Rawmesano recién molido. Espolvorearemos con perejil fresco y levadura de cerveza y ¡a comer!