Humus jugoso

Humus inspirado con el que nos sirven en el excelente restaurante vegetariano Damunt d’un fil de cel en Terrassa. No conocemos la receta original que ellos preparan pero hemos intentado imitarla, y queda riquísimo!!!

hummus suculent

Preparación fácil y rápida. Salen aproximdamente 600g
130kcal/100g aproximadamente.
Rico en Calcio, postasio, hierro, zinc, vitaminas del grupo B y C y magnesio
.
Los garbanzos son unas legumbres que reducen el colesterol y evitan la hipertensión. Contienen azúcares de lenta absorción lo cual beneficia a las personas que sufren diabetes tanto tipo 1 como 2. Alivian las úlceras pépticas (del estómago) y del duodeno. Al contener mucho magnesio es favorable para las temporadas de estrés. Es un buen alimento para las épocas de crecimiento.

.
El sésamo es una semilla del que se obtiene en tahín, normalmente tostado lo cual hace que pierda parte de sus cualidades nutricionales pero de todos modos las explicaremos. En la cultura hindú son consideradas como las semillas de la inmortalidad. Ayuda a diminuir los niveles de colesterol malo (LDL). También protege contra la osteoporosis por su alto contenido en calcio e incrementa la producción de leche durante el periodo de lactancia. El mejorar la circulación, incrementa la vascularización de los folículos pilosos que junto con su contenido en proteínas de alta calidad y zinc mejoran el aspecto y salud de la piel y sobretodo el cabello.

Ingredientes:
Un tarro de garbanzos cocidos en conserva
1 cucharadita de curry
3 cucharadas de levadura de cerveza
1/2 taza de leche de soja sin azucares añadidos (habas de soja y agua)
1 o 2 cucharadas de salsa de soja
2 o 3 cucharadas de tahin de sesamo tostado
1 diente de ajo

Procedimiento:
Lo mezclamos todo menos la leche en un tarro de cristal (ya pensando en un recipiente para guardarlo en la nevera sin tener que ensuciar más recipientes) y trituramos mientras vamos añadiendo la leche de soja poco a poco. Le puedes agregar un poquito más de leche si lo prefieres.
* Sírvese con trocitos de crudités o pan tostado u otro alimento que pueda utilizarse como “dipeador”

Guacamole a la mexicana

Esta receta intenta reproducir el guacamole que hace Ana. No nos queda igual pero tiene un poco su esencia. Nos encanta. El truco está en el cilantro, si no te gusta, pues este no es tu guacamole. En tal caso puedes cambiar cilantro por lima, que hacen los dos la misma función, la de antioxidante. Tiene otro truco, y este es el de dejar el hueso de un aguacate en el guacamole, de este modo se conservará sin oscurecerse por la oxidación, parece magia pero lo he visto con mis propios ojos!
guacamoledeana

Resultan unos 300g aproximadamente. Fácil y rápido.
.
170kcal/100g de preparación. Rico en Hierro, Calcio, Magnesio, Fósforo,  Lecitina, Vitamina C y Cromo
.
El aguacate contiene muchos ácidos grasos poliinsaturados y lecitina que ayuda a la reducción de la formación de colesterol malo disminuyendo la posibilidad de sufrir arterioesclesrois. También se ha visto que ayuda a prevenir y tratar enfermedades como el Alzheimer, depresión o la esclerosis múltiple. Por su poder de regulación de la mineralización ósea, debido a su alto contenido en Vitamina D, se ha visto que es un fruto muy recomendable para tomarlo durante el crecimiento, evitando así el raquitismo en la infancia y, en la vejez, la osteoporosis.
.
El cilantro es un potente antioxidante previniendo el envejecimiento prematuro. A parte, se ha observado que ayuda a reducir los niveles de colesterol malo, previniendo enfermedades cardiovasculares. Su alto contenido en vitamina C ayuda a la correcta absorción del hierro. Por otro lado, se ha visto que estimula al páncreas a producir insulina, equilibrando los niveles de azúcar en sangre. Tiene propiedades antibacterianas, evitando así, algunas intoxicaciones alimenticias gracias a su contenido en limoneno. A demás, se le otorgan facultades diuréticas normalizando, de este modo, las cifras tensionales.

Ingredientes:
3 aguacates medianos
1 taza de cilantro fresco (hojas y ramitas más tiernas ligeramente picadas).
1 cucharada de aceite de oliva
1 chalota pequeña
Sal al gusto

Preparación:
En un mortero, si puede ser, disponemos los aguacates previamente cortados en dados, la cebolla picada, el cilantro, el aceite y la sal, con la mano del mortero machacamos la mezcla hasta obtener la textura deseada.
Deja un hueso de aguacate dentro para evitar la oxidación.
*En esta receta no hace falta poner lima pero si te gusta le puedes añadir el jugo de media pieza. De todos modos el cilantro es un excelente conservante.
Servir con tortitas de maíz preferiblemente.

Revuelto vegano

Esta es una receta, ligeramente versionada, extraída de ” El gran libro de cocina vegana francesa de Marie Laforette“. Adquisición tras asistir a la presentación de su libro hace unos meses en Ecocentre en Barcelona. La verdad es que es un buen libro para empezar con la dieta vegana, aporta muchas ideas, información esencial y recetas muy útiles para todas las edades y gustos.
IMG_5400
Ingredientes:
1 puerro mediano
1 diente de ajo
2 ajos negros
250 g de tofu firme
200ml de crema de soja
1 cucharada de ajo en polvo
1 cucharadita de cúrcuma
2 cucharaditas de sal negra del Himalaia (tiene aroma de azufre).
Aceite al gusto.

Procedimiento:
Desmigamos el tofu y mezclamos con la crema de soja, el ajo en polvo, la cúrcuma y la sal negra.
En una sartén mediana sofreímos con un poco de aceite el puerro y los ajos picados. Vigilando que no se doren demasiado, seguidamente agregaremos la mezcla y cocinaremos, removiendo, durante unos minutos.
Servir acompañado de pan, tostadas, espárragos a la plancha o lo que se os ocurra. Buen provecho!

Crema fría de melón

Esta receta está inspirada en otra que nos enseñaron a hacer en el magnífico restaurante vegetariano Damunt un cel de fil, que se encuentra en Terrassa, Catalunya. Este restaurante es un pequeño tesoro de esta ciudad que combina sencillez, buena cocina y un ambiente agradablemente familiar. Es uno de nuestros restaurantes favoritos, siempre tienen una opción vegana en el menú de día y la carta es muy completa.

FullSizeRender

Preparación fácil y rápida. Para unas 4-6 raciones.
.
Valor energético 180 kcal/ración aproximadamente.
.
Valor nutricional:
El aguacate contiene muchos ácidos grasos poliinsaturados y lecitina que ayuda a la reducción de la formación de colesterol malo reduciendo la posibilidad de sufrir arterioesclesrois. También se has visto que ayuda a prevenir y tratar enfermedades como el Alzheimer, depresión o la esclerosis múltiple. Por su poder de regulación de la mineralización ósea, debido a su alto contenido en Vitamina D, se ha visto que es un fruto muy recomendable para tomarlo durante el crecimiento, evitando así el raquitismo y en la vejez la osteoporosis.

Las almendras son las segundas semillas con más calcio conocidas, por detrás del sésamo, por lo que es muy recomendable en etapas de crecimiento, embarazo y vejez (mantiene esmalte sano, huesos fuertes y previene la osteoporosis) pero hay que tener en cuenta que por su alto contenido en fósforo parte de este calcio no será aprovechado. El fósforo nos ayuda a mantener un sistema nervioso equilibrado. Aunque no existe evidencia científica se cree que ayudan a prevenir y aminorar los efectos de enfermedades degenerativas como el Alzheimer y el Parkinson.

Ingredientes:
1 melón
1 aguacate
150 gramos de almendras tostadasn (o no) y molidas (con o sin piel)
unas ramas de albahaca fresca y menta
1 vaso de el agua de cocer el arroz o leche de arroz
1 cucharada de miso blanco
sal y pimienta al gusto

Procedimiento:
Cortamos el melón en dados y lo trituramos junto con la almendra molida o en polvo (para hacerlo bien fino nosotros utilizamos un molinillo de café eléctrico).
Seguidamente limpiamos bien la albahaca y la menta, retiramos los tronquitos más duros y trituramos con el resto.
Añadimos el aguacate para que emulsione la mezcla y posteriormente el agua de arroz sin parar de triturar.
Agregamos sal y pimienta al gusto.
*Se recomienda añadir unos cubitos de hielo si lo vas a comer acto seguido para que esté bien frío, sino guárdalo en el refrigerador.

Hamburguesas de soja y champiñones

Esta es una modificación de la receta de milanesas de soja en grano. Es fácil de preparar pero tenemos que tener en cuenta que debemos preveer el tiempo de remojo de la soja.

hambuguesas de soja

Preparación fácil. 6-8 unidades aprox.
.
Siempre decimos que la soja es la estrella de las carnes vegetales; es que es apta para celíacas y indicada para diabéticas porque reduce el azucar en sangre; posee todos los aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo necesita; y contiene el doble de proteínas que la carne, 4 veces las proteínas del huevo y 12 veces las de la leche de origen animal; es una buena ayuda para la digestión y en la absorción de vitaminas, ayuda a eliminar el colesterol malo; es indicada para menopausia, cáncer, osteoporosis, riñones y enfermedades cardiovasculares.

Ingredientes:
Una taza de habas de soja verde secas
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo
5 champiñones medianos picados
3-4 cucharadas de harina se soja
3-4 cucharadas de harina de polenta
4 cucharadas de perejil (o cilantro) picado y fresco
1 cucharadita de pimienta blanca molida
salsa de soja al gusto
aceite

Preparación:
Dejamos las habas de soja a remojar la noche anterior cubríendolas el doble de su volumen por agua (ahora con el calorcito mejor en la nevera).
Una vez remojada la soja la trituramos junto con la cebolla, el ajo y la salsa de soja, formando una masa homogénea.
Añadimos las harinas y mezclamos bien. Seguidamente agregamos los champiñones, el perejil piado y la pimienta blanca y removemos.
En una sartén mediana calentamos el volumen de un dedo de aceite y vamos disponiendo de tres en tres, lo que serán las hamburguesas, en forma de cucharadas de la masa con un diámetro aproximadamente de medio palmo para freírlas. EL aceite tiene que estar bien caliente. Dejamos freír hasta que se dore un lado y giramos hasta hacer el otro.
En una fuente con papel absorbente dispondremos las hamburguesas para retirar el aceite sobrante.
* También las puedes preparar al horno teniendo en cuenta que tendrás que agregar aceite a la masa.

Risotto de setas

Pues si, también podemos comer risotto! y no, no es por envidia, nosotrxs hemos decidido hacerlo así! 🙂 Pero claro, no es lo mismo, en este caso sabes que el sabor no depende del trabajo forzado y la esclavitud de un animal condenado. En este caso el único que sufre aquí eres tu en el caso de que te salpique un poco de aceite hirviendo!  😉 

rissotto

Dificultad media. Para 4 personas. Tiempo de preparación 50-60 min.

Ingredientes:
4 puñados (300-350g) de arroz bomba.
1 cebolla
300g de setas (nosotros hemos utilizado una mezcla de trompetas de la muerte y shitake)
1 cucharadita de azafrán (nosotros en la receta fotografiada no lo hemos puesto)
q cucharadita de pimienta recién molida
1 vaso de vino blanco
100ml de crema de avena
500ml de caldo de verduras o el caldo de hacer seitan
4 cucharadas de margarina o aceite de oliva
5 cucharadas de levadura de cerveza desamargada
sal al gusto

Preparación:
En una sartén grande sofreímos a fuego lento la cebolla previamente cortada en juliana. Una vez transparente añadimos las setas limpias y cortadas en laminas (shitake). Dejamos cocinar durante unos 10 minutos y seguidamente agregamos el vino.

A continuación añadimos el arroz y salteamos dejando que se empape bien del jugo. Agregamos el caldo poco a poco sin dejar de remover hasta que el arroz esté listo (esto es un poco sacrificado…) puede tardar 20 minutos. Añadimos el azafrán y la pimienta.

Seguidamente agregamos la crema de avena y una vez esta haya evaporado parte de líquido agregaremos la levadura de cerveza, mezclamos bien y al plato. Tacháaan!!

Champiñones rellenos de tofu

Esta es una práctica opción cuando no sabes que hacer para comer y necesitas que sea algo rápido y que el resultado sea bueno en sabor y en presentación.

xampinyons

Para 4 personas / elaboración fácil en 30-40 min
.
116 kcal/ración (4 champiñones). Rico en calcio, hierro, magnesio, vitamina A, B6, b9 (a. fólico) C y E.
.
La soja es un alimento muy rico en calcio, por lo que es muy adecuado durante la infancia y la vejez, en personas con osteoporosis y en la menopausia. Es apta para los intolerantes a la lactosa. Es rico en fósforo, elemento muy importante para la formación de los huesos y el funcionamiento del sistema nervioso. La soja aumenta la “flexibilidad” de las arterias, mejorando así la circulación sanguínea, además, su consumo regular ayuda a disminuir el 20% del colesterol LDL (el colesterol malo), por lo tanto previene la arterioesclerosis y la mayoría de enfermedades cardiovasculares (primera causa de muerte en el mundo desarrollado). Al tener niveles elevados de potasio ayuda a la eliminación del sodio, con la consiguiente disminución de retención de líquidos, por lo que ayuda a prevenir y controlar la hipertensión arterial. Las isoflavonas detienen el crecimiento de las células cancerígenas de mama, colon, próstata, útero y estómago. Los fitoestrógenos ayudan a mejorar el síndrome premenstrual y los sofocos durante la menopausia. Su contenido en lecitina de soja ayuda a la formación y mantenimiento de la acetilcolina, elemento clave en la enfermedad de Alzheimer.
.
Si utilizamos champiñones nos beneficiaremos de la ergotioneína, que es una substancia que ayuda al óptimo uso del oxigeno durante el metabolismo. Por otra parte, se cree que los champiñones ayudan a superar episodios de depresión y fatiga.
.
El tomate es antioxidante, antihipertensivo, se dice que es afrodisíaco, antiinflamatorio y cicatrizante. Es bueno para el agotamiento por calor. A parte es anticancerígeno por el hecho de tener licopénico que prevé los cánceres de mama, pulmón, estómago, vejiga y cuello de útero.

Ingredientes:
16 champiñones grandes
350g de tofu ahumado
2 cucharadas de levadura de cerveza (opcional)
2 tomates kumato u otra clase pero que sean de tamaño pequeño
1 diente de ajo
2 cucharadas de aceite de oliva
salsa de soja
2 cucharadas de cilantro fresco
Pimentón dulce

Procedimiento:
Precalentamos el horno a 160º y mientras tanto limpiamos los champiñones retirando el tallo de estos para dejar un espacio que haga posteriormente de recipiente. Una vez preparados los disponemos en la bandeja del horno y rociamos con un poco de aceite de oliva. Seguidamente introducimos los champiñones en el horno.
Mientras se cocinan los champiñones prepararemos el relleno. Trituramos el tofu junto con los tomates, el ajo, el cilantro, la levadura de cerveza, una cucharada de aceite y salsa de soja al gusto. No tiene que quedar ni muy espeso ni muy líquido.
Retiramos los champiñones del horno, los rellenamos hasta el borde con la mezcla que hemos preparado e introducimos en el horno unos 15-20 min aprox. a 160º.
Se puede acompañar de un buen arroz, cuscus u otro cereal.

Mejillones veganos en escabeche

Otra receta del fabuloso libro de cocina vegana mediterránea de Laura Kohan. Esta es una receta que nos va a venir muy bien para preparar un entrante,  como aperitivo o incluso como segundo plato al ser altamente rico en proteínas y superan nutriconalmente a los verdaderos mejillones.

mejillones_escaveche

Ingredientes:
200g de harina de gluten
2 cucharadas de cebolla en polvo
3-4 cucharadas de alga nori en polvo o en copos
2 cucharadas de perejil fresco picado
2-3 cucharadas de pimentón de la vera
el zumo de un limón
1l de caldo de verduras
1 trozo de alga kombu
1 vaso de aceite de oliva
3 dientes de ajo
1 cebolla blanca o cebolleta
1 hoja de laurel
1 cucharada de granos de pimienta negra y/o blanca
1 vaso de vino blanco
1 vaso de vinagre de sidra
Sal

Preparación:
Para los mejillones mezclamos en un bol grande todos los productos secos (gluten, cebolla en polvo, alga nori, perejil picado, pimentón de la vera y sal al gusto), seguidamente agregamos el zumo de limón y el caldo de verduras mezclando poco a poco para que quede homogéneo y compacto. Separamos bolitas de masa y las aplastamos con la mano hasta conseguir un diámetro y grosor parecidos a los de los verdaderos mejillones. Las colocamos en una cestilla y las cocinamos al vapor sin amontonarlos junto con el resto de caldo de verduras y el alga kombu, unos 10 minutos (no te excedas de tiempo o quedaran demasiado duros). Los vamos girando. Seguidamente los vertemos en el caldo de verduras y los cocinamos 15 minutos más.
Preparamos el escabeche calentando el vaso de aceite y dorando los ajos previamente laminados. Añadimos el laurel y la cebolla cortada en tiras y cuando esté transparente agregaremos una cucharada de pimentón de la vera, sal y pimienta. Removemos e incorporamos el vino y el vinagre. Cuando hierva incorporar los mejillones y cocer a fuego lento durante 20 minutos. Lo dejamos enfriar macerar en la misma olla durante 12h antes de servirlos.
Buen provecho!

Tortilla de calabacín

Típica receta de cocina tradicional que no puede faltar en nuestro menú semanal algún día de la semana, ya que es fácil de hacer y muy completa nutricionalmente hablando.

truita de carbassó

Ingredientes:
4 cucharadas de harina de garbanzos
2 cucharadas de harina de soja
2 cucharadas de harina de trigo
1 taza de leche de soja u otra leche vegetal sin azúcar
1/2 cucharadita de cúrcuma
1 calabacín mediano
2 cebollas medianas
Aceite y sal

Procedimiento:
Cortamos la cebolla en aros delgados y sofreímos en una sartén con el aceite caliente. Cuando esté transparente añadimos el calabacín cortado en láminas de cuartos y cocinamos unos 10 minutos más.
Mientras tanto preparamos la masa en una taza grande con leche de soja donde vamos agregando los ingredientes (harina de garbanzos, harina se soja, harina de trigo, sal y cúrcuma) mezclamos bien para que no queden grumos.
Una vez listo el calabacín y la cebolla los retiramos del fuego, y en un recipiente a parte los mezclamos con la masa. Calentamos un poco más de aceite en la misma sartén después de haberle pasado un paño para retirar los residuos que hayan podido quedar y vertemos el contenido en ella.
Dejamos cocer a fuego lento y tapado durante 5-10 minutos y seguidamente giramos la tortilla para que se haga del otro lado dejándolo unos 5-10 minutos más.
*Puede dar la impresión de que queda muy blando el resultado pero dejándolo reposar en la nevera se volverá más consistente.

Patatas nuevas con pesto

Plato veraniego, muy sabroso de rápida y fácil preparación. Es ideal como entrante o acompañante. Si tienes al albahaca fresca de tu propio jardín mucho mejor. Es muy fácil cultivarla y mantener la planta si solo vas cortando hojas según tu necesidad y dejas la planta entera viva. Si te salen flores, quítaselas para así continuar disfrutando de hojas nuevas y verdes y para evitar que la planta muera y cierre su ciclo. Las patatas nuevas son ideales ya que tienen un diámetro pequeño y una piel muy fina que nos dan la posibilidad de cocinarlas enteras junto con la piel aportando así, un extra de fibra.

patates amb pesto

Salen entre 8-10 raciones
Elaboración fácil en 15 minutos
130kcal/ración aprox. Rico en calcio, hierro, magnesio, fósforo, potásio y zinc. Vitamina C, grupo B, E y K
La albahaca es una planta con gran variedad de atributos medicinales otorgados. Principalmente se le atribuye ser digestiva, antiemética (neutraliza las nauseas y el vómito), mejora la circulación al tener un pequeño poder anticoagulante gracias al eugenol que posee y además és tranquilizante incluso se han visto en ella propiedades narcóticas. * A tener en cuenta que por sus altos contenidos en estragol la alcbaha puede propiciar la apaición de brotes intestinales en personas que sufran de enfermedad de Crohn y colon irritable.
La patata es un tubérculo que siempre debe consumirse cocinado debido a su característica de toxicidad cuando está cruda, sobretodo la piel y la parte verde del tubérculo. Al ser muy ricas en potasio aumentan la diuresis por lo que son buenas para combatir la hipertensión y la retención de líquidos. Se ha visto que ayudan a superar episodios de depresión y que son favorecedoras del sueño. Ayudan a combatir los calambres musculares. Además son buenas para cuadros de cistitis, protstatitis o problemas reumáticos. Se debe tener cuidado en caso de obesidad o diabetes debido a su gran aporte en hidratos de carbono.

Ingredientes para el pesto:
15 hojas medianas de albahaca fresca
50g de piñones
4-6 cucharadas de aceite de oliva
sal al gusto
2 cucharadas de levadura de cerveza (opcional)
1 diente de ajo (opcional)

Ingredientes restantes:
1kg de patatas nuevas
Sal
Pimienta recién molida

Procedimiento para el pesto:
Tenemos dos opciones de preparación dependiendo de las preferencias de cada uno.
Podemos chafar las hojas de albahaca en un mortero junto con el ajo (opcional) y una pizca de sal para facilitar el triturado y seguido añadir los piñones y finalmente el aceite y la levadura (opcional) mezclando poco a poco.
También podemos disponer todos los ingredientes en una batidora y triturarlos juntos.
Resto de procedimiento:
Hervimos las patatas en una cazuela grande durante aproximadamente 15 minutos o hasta que al pincharlas con un pincho metálico resbalen o hasta que se rompa la piel.
Escurrimos y mezclamos con el pesto aún calientes, salpimentamos al gusto y listo. Sirva caliente o a temperatura ambiente.

crema de pesto
* Con las cuatro patatas que sobraron hicimos una crema para untar en el pan, ideal para el desayuno, merienda o cena. Simplemente tienes que añadirle un poco más de aceite y levadura de cerveza.

http://anunrefinedvegan.com/2014/07/23/virtual-vegan-linky-potluck-4/