Humus jugoso

Humus inspirado con el que nos sirven en el excelente restaurante vegetariano Damunt d’un fil de cel en Terrassa. No conocemos la receta original que ellos preparan pero hemos intentado imitarla, y queda riquísimo!!!

hummus suculent

Preparación fácil y rápida. Salen aproximdamente 600g
130kcal/100g aproximadamente.
Rico en Calcio, postasio, hierro, zinc, vitaminas del grupo B y C y magnesio
.
Los garbanzos son unas legumbres que reducen el colesterol y evitan la hipertensión. Contienen azúcares de lenta absorción lo cual beneficia a las personas que sufren diabetes tanto tipo 1 como 2. Alivian las úlceras pépticas (del estómago) y del duodeno. Al contener mucho magnesio es favorable para las temporadas de estrés. Es un buen alimento para las épocas de crecimiento.

.
El sésamo es una semilla del que se obtiene en tahín, normalmente tostado lo cual hace que pierda parte de sus cualidades nutricionales pero de todos modos las explicaremos. En la cultura hindú son consideradas como las semillas de la inmortalidad. Ayuda a diminuir los niveles de colesterol malo (LDL). También protege contra la osteoporosis por su alto contenido en calcio e incrementa la producción de leche durante el periodo de lactancia. El mejorar la circulación, incrementa la vascularización de los folículos pilosos que junto con su contenido en proteínas de alta calidad y zinc mejoran el aspecto y salud de la piel y sobretodo el cabello.

Ingredientes:
Un tarro de garbanzos cocidos en conserva
1 cucharadita de curry
3 cucharadas de levadura de cerveza
1/2 taza de leche de soja sin azucares añadidos (habas de soja y agua)
1 o 2 cucharadas de salsa de soja
2 o 3 cucharadas de tahin de sesamo tostado
1 diente de ajo

Procedimiento:
Lo mezclamos todo menos la leche en un tarro de cristal (ya pensando en un recipiente para guardarlo en la nevera sin tener que ensuciar más recipientes) y trituramos mientras vamos añadiendo la leche de soja poco a poco. Le puedes agregar un poquito más de leche si lo prefieres.
* Sírvese con trocitos de crudités o pan tostado u otro alimento que pueda utilizarse como “dipeador”

Hamburguesas de soja y champiñones

Esta es una modificación de la receta de milanesas de soja en grano. Es fácil de preparar pero tenemos que tener en cuenta que debemos preveer el tiempo de remojo de la soja.

hambuguesas de soja

Preparación fácil. 6-8 unidades aprox.
.
Siempre decimos que la soja es la estrella de las carnes vegetales; es que es apta para celíacas y indicada para diabéticas porque reduce el azucar en sangre; posee todos los aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo necesita; y contiene el doble de proteínas que la carne, 4 veces las proteínas del huevo y 12 veces las de la leche de origen animal; es una buena ayuda para la digestión y en la absorción de vitaminas, ayuda a eliminar el colesterol malo; es indicada para menopausia, cáncer, osteoporosis, riñones y enfermedades cardiovasculares.

Ingredientes:
Una taza de habas de soja verde secas
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo
5 champiñones medianos picados
3-4 cucharadas de harina se soja
3-4 cucharadas de harina de polenta
4 cucharadas de perejil (o cilantro) picado y fresco
1 cucharadita de pimienta blanca molida
salsa de soja al gusto
aceite

Preparación:
Dejamos las habas de soja a remojar la noche anterior cubríendolas el doble de su volumen por agua (ahora con el calorcito mejor en la nevera).
Una vez remojada la soja la trituramos junto con la cebolla, el ajo y la salsa de soja, formando una masa homogénea.
Añadimos las harinas y mezclamos bien. Seguidamente agregamos los champiñones, el perejil piado y la pimienta blanca y removemos.
En una sartén mediana calentamos el volumen de un dedo de aceite y vamos disponiendo de tres en tres, lo que serán las hamburguesas, en forma de cucharadas de la masa con un diámetro aproximadamente de medio palmo para freírlas. EL aceite tiene que estar bien caliente. Dejamos freír hasta que se dore un lado y giramos hasta hacer el otro.
En una fuente con papel absorbente dispondremos las hamburguesas para retirar el aceite sobrante.
* También las puedes preparar al horno teniendo en cuenta que tendrás que agregar aceite a la masa.

Milanesas de soja en grano

Para hacer este plato nos hemos inspirado con la receta original de los falafels y con un libro de recetas que sugiere muchas opciones con soja. El resultado es grato! milanesas de soja y seitán

Ingredientes:
150g de granos de soja secos
3 cucharadas de harina de soja (opcional)
1 cebolla 2 dietnes de ajo
2 cucharaditas de orégano (o la especia que te apetezca)
sal al gusto
Aceite de oliva

Procedimiento:
Dejamos en remojo la soja, cubierta de agua el doble de su volumen, la noche anterior. Una vez lista, escurrimos y trituramos junto con la cebolla, el ajo, las especias junto con la harina de soja, añadiendo sal al gusto. Nos tiene que quedar una masa no mus seca ni muy líquida.
Calentamos, a fuego medio, abundante aceite en una sartén. Disponemos en la sartén, láminas de un centímetro de grosor por un palmo de largo más o menos y dejamos cocinar unos 5 minutos, seguidamente le damos la vuelta y continuamos cocinando unos 5 minutos más. Retiramos y lo colocamos encima de un plato con un papel absorbente. Servir inmediatamente sino luego pueden quedar un poco secas.

milanseses de soja 2 This post was shared on the Virtual Vegan Linky Potluck #14

Tofu al horno con salsa de cebolla y almendras

Esta es una receta versionada de un libro de platos hechos con productos derivados de la soja. Aquí le hemos añadido más cebolla y almendras. Es una buena opción para darle un buen sabor al tofu. Es interesante el tofu por su calidad en aminoacidos esenciales, elementos químicos que conforman las proteínas, por lo que es conveniente su consumo semanal. Hay muchas controversias en torno a la soja pero de momento nosotros no hemos detectado ningún punto negativo que corrobore sus malos rumores, para nosotros es un alimento rico y equilibrado, siempre que sea sin modificación genética y de cultivo ecológico. tofu amb salsa de ceba

Para 3-4 personas/ Tiempo de elavoración 30-40 min aprox
.
270 kcal/ración aproximadamente. Rico en calcio, hierro, magnesio, zinc, vitamina b1, b2, b3, b5, B6, b9 (a. fólico) C y E.
.
La soja es un alimento muy rico en calcio, por lo que es muy adecuado durante la infancia y la vejez, en personas con osteoporosis y en la menopausia. Es apta para los intolerantes a la lactosa. Es rico en fósforo, elemento muy importante para la formación de los huesos y el funcionamiento del sistema nervioso. La soja aumenta la “flexibilidad” de las arterias, mejorando así la circulación sanguínea, además, su consumo regular ayuda a disminuir el 20% del colesterol LDL (el colesterol malo), por lo tanto previene la arterioesclerosis y la mayoría de enfermedades cardiovasculares (primera causa de muerte en el mundo desarrollado). Al tener niveles elevados de potasio ayuda a la eliminación del sodio, con la consiguiente disminución de retención de líquidos, por lo que ayuda a prevenir y controlar la hipertensión arterial. Las isoflavonas detienen el crecimiento de las células cancerígenas de mama, colon, próstata, útero y estómago. Los fitoestrógenos ayudan a mejorar el síndrome premenstrual y los sofocos durante la menopausia. Su contenido en lecitina de soja ayuda a la formación y mantenimiento de la acetilcolina, elemento clave en la enfermedad de Alzheimer.
.
La cebolla tiene bastos beneficios, pero nos centraremos en los más importantes. Ésta es muy beneficiosa para la salud del pelo, las uñas y la piel. Se ha visto que mejora los síntomas del reuma, como los de la próstata. Ayuda a litigar el asma y las afecciones bronquiales. Es bien conocido su poder diurético como su poder bactericida. También se ha visto que mejora los síntomas de la depresión y del insomnio.
.
Las almendras son las segundas semillas con más calcio conocidas, por detrás del sésamo, por lo que es muy recomendable en etapas de crecimiento, embarazo y vejez (mantiene esmalte sano, huesos fuertes y previene la osteoporosis) pero hay que tener en cuenta que por su alto contenido en fósforo parte de este calcio no será aprovechado. El fósforo nos ayuda a mantener un sistema nervioso equilibrado. Aunque no existe evidencia científica se cree que ayudan a prevenir y aminorar los efectos de enfermedades degenerativas como el Alzheimer y el Parkinson
.

Ingredientes:
400 g de tofu duro
2 cebollas medianas
4-5 dientes de ajo
30 ml de salsa de soja
15 ml de agua
50 g de almendras crudas y peladas
100 ml de vino blanco 15 ml de mostaza
50 ml de aceite de oliva

Procedimiento:
Precalentamos el horno a 180º y en una bandeja para hornear disponemos el tofu cortado en láminas de 1cm de grosor, rociamos con aceite por encima e introducimos en el horno durante unos 10min para que se dore un poco.
Mientras preparamos la salsa. Cortamos las cebollas y sofreímos con el aceite hasta que esté trasparente, seguidamente agregamos el ajo y dejaos cocinar evitando que se dore. A continuación vertemos el vino blanco dejando que se evapore el alcohol.
Retiramos del fuego y en un recipiente para batir agregamos el sofrito, el agua, la salsa de soja, la mostaza y las almendras. Trituramos hasta obtener una mezcla homogénea y fina. Retiramos la bandeja del horno, cubrimos con la salsa y lo introducimos nuevamente en el horno dejando cocinar unos 15min a 180º.
Servir caliente. Buen provecho!!

This post was shared on the Virtual Vegan Linky Potluck #14

Champiñones rellenos de tofu

Esta es una práctica opción cuando no sabes que hacer para comer y necesitas que sea algo rápido y que el resultado sea bueno en sabor y en presentación.

xampinyons

Para 4 personas / elaboración fácil en 30-40 min
.
116 kcal/ración (4 champiñones). Rico en calcio, hierro, magnesio, vitamina A, B6, b9 (a. fólico) C y E.
.
La soja es un alimento muy rico en calcio, por lo que es muy adecuado durante la infancia y la vejez, en personas con osteoporosis y en la menopausia. Es apta para los intolerantes a la lactosa. Es rico en fósforo, elemento muy importante para la formación de los huesos y el funcionamiento del sistema nervioso. La soja aumenta la “flexibilidad” de las arterias, mejorando así la circulación sanguínea, además, su consumo regular ayuda a disminuir el 20% del colesterol LDL (el colesterol malo), por lo tanto previene la arterioesclerosis y la mayoría de enfermedades cardiovasculares (primera causa de muerte en el mundo desarrollado). Al tener niveles elevados de potasio ayuda a la eliminación del sodio, con la consiguiente disminución de retención de líquidos, por lo que ayuda a prevenir y controlar la hipertensión arterial. Las isoflavonas detienen el crecimiento de las células cancerígenas de mama, colon, próstata, útero y estómago. Los fitoestrógenos ayudan a mejorar el síndrome premenstrual y los sofocos durante la menopausia. Su contenido en lecitina de soja ayuda a la formación y mantenimiento de la acetilcolina, elemento clave en la enfermedad de Alzheimer.
.
Si utilizamos champiñones nos beneficiaremos de la ergotioneína, que es una substancia que ayuda al óptimo uso del oxigeno durante el metabolismo. Por otra parte, se cree que los champiñones ayudan a superar episodios de depresión y fatiga.
.
El tomate es antioxidante, antihipertensivo, se dice que es afrodisíaco, antiinflamatorio y cicatrizante. Es bueno para el agotamiento por calor. A parte es anticancerígeno por el hecho de tener licopénico que prevé los cánceres de mama, pulmón, estómago, vejiga y cuello de útero.

Ingredientes:
16 champiñones grandes
350g de tofu ahumado
2 cucharadas de levadura de cerveza (opcional)
2 tomates kumato u otra clase pero que sean de tamaño pequeño
1 diente de ajo
2 cucharadas de aceite de oliva
salsa de soja
2 cucharadas de cilantro fresco
Pimentón dulce

Procedimiento:
Precalentamos el horno a 160º y mientras tanto limpiamos los champiñones retirando el tallo de estos para dejar un espacio que haga posteriormente de recipiente. Una vez preparados los disponemos en la bandeja del horno y rociamos con un poco de aceite de oliva. Seguidamente introducimos los champiñones en el horno.
Mientras se cocinan los champiñones prepararemos el relleno. Trituramos el tofu junto con los tomates, el ajo, el cilantro, la levadura de cerveza, una cucharada de aceite y salsa de soja al gusto. No tiene que quedar ni muy espeso ni muy líquido.
Retiramos los champiñones del horno, los rellenamos hasta el borde con la mezcla que hemos preparado e introducimos en el horno unos 15-20 min aprox. a 160º.
Se puede acompañar de un buen arroz, cuscus u otro cereal.

Paté de salmón vegano

Lo preparé el otro día cuando tenía invitados y se me ocurrió esta combinación de ingredientes que resultó fenomenal. Es ideal en una tostada o con palitos de zanahoria, calabacín o cualquier otra hortaliza. Es riquísimo y todos se quedaron sorprendidos y encantados con esta receta.

pate de salmó vegà

Dificultad: baja
Tiempo: 10 min
400 g aprox.
Nutricional: 150 kcal/100g. Hierro, Potasio, fósforo, sodio, magnesio, calcio, vitamina A, vitamina C, vitaminas del grupo B.
Atributos medicinales:
Destacamos la fibra dietética presente en los garbanzos que ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre. Así que previene de ataques al corazón, accidentes cerebro vasculares y enfermedades cardíacas. La fibra dietética también ayuda el transito intestinal y ayuda a fortalecer el intestino. La fibra dietética ayuda a prevenir las hemorroides.
Las algas espagueti de mar  las podemos encontrar el mar Cantábrico por lo que son un producto de nuestras tierras pero no tenemos costumbre culinaria en su uso.  Éstas son ricas en yodo que ayuda al normal metabolismo del organismo (un exceso de yodo también puede provocar los efectos del defecto de yodo, atacando al tiroides). Su contenido en varios minerales y vitaminas las hace muy aconsejables para la prevención de la caída del cabello y la salud de el pelo, la piel y las uñas. Las algas tienen moléculas parecidas a la Vitamina B12 pero no son funcionales por lo que no nos podemos fiar de que sean una buena fuente de esta. Las algas son antihipertensivas y diuréticas.
La soja es un alimento muy rico en calcio, por lo que es muy adecuado durante la infancia y la vejez, en personas con osteoporosis y en la menopausia. Es apta para los intolerantes a la lactosa. Es rico en fósforo, elemento muy importante para la formación de los huesos y el funcionamiento del sistema nervioso. La soja aumenta la “flexibilidad” de las arterias, mejorando así la circulación sanguínea, además, su consumo regular ayuda a disminuir el 20% del colesterol LDL (el colesterol malo), por lo tanto previene la arterioesclerosis y la mayoría de enfermedades cardiovasculares (primera causa de muerte en el mundo desarrollado). Al tener niveles elevados de potasio ayuda a la eliminación del sodio, con la consiguiente disminución de retención de líquidos, por lo que ayuda a prevenir y controlar la hipertensión arterial. Las isoflavonas detienen el crecimiento de las células cancerígenas de mama, colon, próstata, útero y estómago. Los fitoestrógenos ayudan a mejorar el síndrome premenstrual y los sofocos durante la menopausia. Su contenido en lecitina de soja ayuda a la formación y mantenimiento de la acetilcolina, elemento clave en la enfermedad de Alzheimer.

Ingredientes:

200g de tofu ahumado
15-20g de algas espagueti de mar deshidratadas
1 cucharada de aceite de oliva
1 chorro de jugo de limón
3 cucharadas de garbanzos cocidos
2-3 cucharadas de levadura de cerveza
1 diente de ajo
1-2 cucharada de salsa de soja (al gusto)
3 cucharaditas de pimienta negra recién molida

Preparación:

  1. Rehidratamos las algas con un poco de agua hirviendo y dejamos reposar unos 10 minutos y reservamos el agua.
  2. Trituramos el tofu junto con los garbanzos, el aceite, la levadura de cerveza, el ajo, la salsa de soja, las algas rehidratadas y añadimos un poco de agua de las algas (no tiene que quedar demasiado líquido). A continuación añadimos el chorrito de limón y la pimienta negra y a catar el resultado con un poco de pan por ejemplo! mmmmm!!! ya veras!

http://anunrefinedvegan.com/2014/07/23/virtual-vegan-linky-potluck-4/

Sopa de guisantes con aceite aromatizado crudivegana

El otro día Laura fue a un taller de cocina crudivegana de una compañera nuestra, Carlota Casou autora del blog Eat Me Raw, y le enseñó a preparar 3 recetas crudis. La primera de ellas es esta sorprendente sopa de guisantes crudos, el sabor es abracadabrante y el valor nutricional del plato nos trae vitaminas en vena! Ya verás!
sopa de guisantes crudi

 

Dificultad: baja
Tiempo: 20-40 min
Raciones: 3 personas
Nutricional: 170 kcal/ración. Hierro, Potasio, fósforo, sodio, magnesio, calcio, vitamina A, vitamina C, Vitamina D, Ácido fólico, vitaminas del grupo B.
Atributos medicinales:
Los guisantes son antidiabéticos naturales, reducen el colesterol malo, y ayudan a controlar el nerviosismo. Previenen el cáncer de colon y refuerzan nuestro sistema inmunitario. Contienen elevadas proporciones de Vitamina C, hierro, calcio, fósforo y magnesio
La cebolla tiene bastos beneficios, pero nos centraremos en los más importantes. Ésta es muy beneficiosa para la salud del pelo, las uñas y la piel. Se ha visto que mejora los síntomas del reuma, como los de la próstata. Ayuda a litigar el asma y las afecciones bronquiales. Es bien conocido su poder diurético como su poder bactericida. También se ha visto que mejora los síntomas de la depresión y del insomnio.
El aguacate contiene muchos ácidos grasos poliinsaturados y lecitina que ayuda a la disminuir de la formación de colesterol malo reduciendo, de esto modo, la posibilidad de sufrir arterioesclesrois y otras enfermedades cardiovasculares. También se has visto que ayuda a prevenir y tratar enfermedades como el Alzheimer, depresión o la esclerosis múltiple. Por su poder de regulación de la mineralización ósea, debido a su alto contenido en Vitamina D, se ha visto que es un fruto muy recomendable para tomarlo durante el crecimiento, evitando así el raquitismo. Recomendable también durante la vejez ya que resulta beneficioso en caso de osteoporosis.

Ingredientes:

  • 2 1/2 tazas de guisantes frescos (1/2 para la guarnición).
  • 1 aguacate
  • 1 1/2 taza de leche de avellanas
  • 1 cebolleta
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 de cucharadita de pimienta molida
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • Aceite aromatizado

Procedimiento:

  1. Si conseguimos guisantes frescos los tendremos que desenvainar primero, pero la recompensa merece la pena. Si no, los podemos utilizar congelados.
  2. En una batidora mezclamos los guisantes, el aguacate, la leche de avellanas (para hacer la leche de avellanas pondremos una porción de avellanas crudas por dos de agua y lo batiremos bien. Seguidamente colaremos el producto con un colador muy fino de tela y el líquido resultante será la leche de avellanas), media cebolleta, el aceite, la sal y la pimienta molida, batiremos bien, que quede muy fino.
  3. Cortamos en daditos muy pequeños el resto de cebolleta.
  4. Lo servimos con unos pocos guisantes, la cebolleta en daditos y un chorrito de aceite aromatizado (para el aceiete aromatizado podemos utilizar 1/4 de taza de romero fresco y 1/2 taza de aceite de oliva virgen extra, lo batimos, dejamos reposar durante 24h y colamos el aceite).

Pastel campesino

Plato clásico, sustancioso, hogareño y reconfortante. Así lo define Sarah Brown en su libro “la Biblia vegetariana”. El relleno se puede hacer con cualquier legumbre, pero con lentejas Puy queda estupendo! Todos a los fogones!

pastís campesino

Dificultad: media
Tiempo: 2 h
Raciones: 4 personas
Nutricional: 360 kcal/ración. Potasio, fósforo, sodio, magnesio, calcio, provitamina A (betacarotenos), vitamina C, Ácido fólico, vitaminas del grupo B.
Atributos medicinales:
Las lentejas contienen altos niveles de proteína y de hierro. Si la combinamos con un postre con Vit. C o con ensalada favorecemos la absorción de hierro. Si la combinamos con arroz, favorecemos la absorción de la calcio. Combate la anemia; reduce los niveles de colesterol; favorece el estado de ánimo y disminuye los estados de irritación.
La patata es un tubérculo que siempre debe consumirse cocinado debido a su característica de toxicidad cuando está cruda, sobretodo la piel y la parte verde del tubérculo. Al ser muy ricas en potasio aumentan la diuresis por lo que son buenas para combatir la hipertensión y la retención de líquidos. Se ha visto que ayudan a superar episodios de depresión y que son favorecedoras del sueño. Ayudan a combatir los calambres musculares. Además son buenas para cuadros de cistitis, protstatitis o problemas reumáticos. Se debe tener cuidado en caso de obesidad o diabetes debido a su gran aporte en hidratos de carbono.
La cebolla tiene bastos beneficios, pero nos centraremos en los más importantes. Ésta es muy beneficiosa para la salud del pelo, las uñas y la piel. Se ha visto que mejora los síntomas del reuma, como los de la próstata. Ayuda a litigar el asma y las afecciones bronquiales. Es bien conocido su poder diurético como su poder bactericida. También se ha visto que mejora los síntomas de la depresión y del insomnio.
La zanahoria disminuye el colesterol y prevé la arterioesclerosis. Al ser alcalina (pH básico, no ácido) ayuda a depurar la sangre, como casi todas las verduras. Va bien para los parásitos intestinales y es laxante, previniendo la diverticulitis y las neoplasias de colon.

Ingredientes:

  • 175g de lentejas pardas o Puy
  • 500g de patatas
  • 3-4 cucharadas de leche de soja
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 cebolla muy picada
  • 2 puerros cortados en rodajas
  • 2 tallos de apio muy picados
  • 175g de zanahorias muy picadas
  • 175 de calabaza muy picada
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 3 cucharadas de salsa de tomate
  • 1 cucharada de tomillo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 vaso de vino blanco
  • Sal y pimienta negra recién molida

Preparación:

  1. Cuece las lentejas en un cazo grande de agua hirviendo con una cucharadita de sal. (Las lentejas no necesitan remojo, y menos las tipo pardas o Puy, que a parte preservan mucho su estructura). Escurre y reserva el caldo.
  2. Mientras, cuece las patatas en otro cazo, hasta que estén tiernas. Escúrrelas y hazlas puré con la leche de soja, sal y pimienta.
  3. Rehoga la cebolla en una cazuela grande. Cuando la cebolla esté bien pochada, añade los puerros y el apio y deja hacer 5 minutos hasta que empiecen a estar tiernos.
  4. Añade la calabaza picada y deja hacer 10 minutos más. Añade el vaso de vino y cuando se haya evaporado el alcohol tápalo para que no se evapore el jugo de las verduras.
  5. Agrega las lentejas, la salsa de soja, la salsa de tomate, las hierbas y el caldo de las lentejas para que la mezcla quede jugosa al gusto. Cuece 10 minutos y condiméntalo.
  6. Vierte la mezcla en una fuente más o menos engrasada. Cúbrelo con el puré de patatas e introduce en el horno precalentado 35-40 min a 180ºC (punto 4 en el horno de gas), hasta que el puré de patata esté crujiente.

Lentejas con chorizo vegano

He aquí una receta fuerte, un plato tan “espartano” como vegano puede ser. En harmonía con nuestros semejantes. Del recetario más patán a la tradición veganizada. Los chorizos son receta del blog de la dimensión vegana.

llenties amb xoriço vegà

Dificultad: media
Tiempo 50min a 2 horas
Para 3-4 personas
Atributos medicinales:
Las lentejas contenie altos niveles de proteina y de hierro. Si la convinamos con un postre con Vit. C o con ensalada favorecemos la absorción de hierro. Si la convinamos con arroz, favorecemos la absorción de la calcio. Combate la anemia; reduce los niveles de colesterol; favorece el estado de ánimo y disminuye los estados de irritación.
La cebolla es buena para el asma, la elesticidad de las arterias, la depresión y el insomnio. Es bactericida, desinfectante. Buena para el pelo, uñas y piel. Para la reuma. Beneficiosa para la próstata y diurética.
El tomate es un buen anticancerígeno: previene las neos de mama, pulmón, estómago, próstata, vejiga y cuello de útero.
Es también un antihipertensivo, antiinflamatório y cicatritzante. Y nos revitaliza en casos de agotamiento producido por el calor. Y además es afrodisíaco.
Info. nutricional: 470kcal/100g
  • Hierro, fósforo, potasio, azufre
  • Vitamina A, C, E B1 y carotenos

Ingredientes:

  • 700 g de lentejas cocidas
  • 2 cebollas picasas
  • 4 dientes de ajo picados
  • 3 chorizos veganos
  • 2 tomates pelados y picados
  • 1 vaso de vino
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal

– Para los chorizos (salen 30 chorizos, puedes congelarlos siempre va bien tener de reserva):

  • 1 kg de gluten
  • 6 cucharas de pimentón
  • 2 pimientos choriceros picados y rehidratados
  • 1 cucharadita de pimentón picante
  • 1 cuchara de ajo en polvo
  • 1 taza de arroz hervido
  • 1 taza de pan rallado o más
  • aroma de humo (o sal ahumada)
  • 2 y 1/2 cucharadas de sal
  • 1.3 L de agua
  • 1/4 taza de salsa de soja

(la receta dice también pizca de polvo de hornear, pero mejor no ponerla porque se hinchan demasiado)

  1. Mezclar los ingredientes secos en un bol y los líquidos en otro bol a parte
  2. Mezclar los ingredientes secos con los líquidos
  3. Hacemos churros de unos 3cm de diámetro y unos 15 cm de largo con la masa y los envolvemos con papel film, haciendo un nudo a cada lado para que no se desmonte la estructura, agujereamos los chorizos con un tenedor varias veces.
  4. Ponemos a hervir los chorizos durante unos 20 minutos.
  5. Dejamos enfriar y listo.

Procedimiento:

  1. Sofreímos la cebolla picada y el ajo.
  2. Añadimos los chorizos cortados en rodajas y dejamos sofreír durante 15 minutos.
  3. Agregamos el tomate pelado y picado y cocemos 15 minutos más. Luego verteremos el baso de vino blanco y dejaremos reducir.
  4. Finalmente mezclaremos las lentejas y dejaremos cocer 10-15 minutos.

Falafel

El falafel es el plato estrella del subcontinente indio para mi! Es rápido y fácil de hacer y con un resultado sorprendente. Se suele servir con pan de pita, ensalada, tomate picado o acompañarlo con alguna salsa. Se pueden congelar frito o sin freír. Es otra receta de “la biblia vegetariana” de Sarah Brown.

falafels

Dificutlad: media
Tiempo: 30′-3h
Raciones:6 personas
Nutricional: 57 kcal/unidad. Calcio, potasio, hierro, zinc, magnesio , vitaminas grupo C y B.
Atributos medicinales: Los garbanzos reducen el colesterol y evitan la hipertensión. Contiene azúcares de lenta absorción lo cual beneficia a las personas que sufren diabetes. Alivian las úlceras pépticas (del estómago) y del duodeno. Al contener mucho magnesio es favorable para las temporadas de estrés. Es un buen alimento para las épocas de crecimiento.
La cebolla tiene bastos beneficios, pero nos centraremos en los más importantes. Ésta es muy beneficiosa para la salud del pelo, las uñas y la piel. Se ha visto que mejora los síntomas del reuma, como los de la próstata. Ayuda a litigar el asma y las afecciones bronquiales. Es bien conocido su poder diurético como su poder bactericida. También se ha visto que mejora los síntomas de la depresión y del insomnio.

Ingredientes:

  • 200 g de garbanzos una noche a remojo
  • 1 cebolla troceada
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de comino
  • 2 cucharadas de cilantro en polvo
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 2 cucharadas de cilantro fresco picado
  • 1 cucharadira de curry o cúrcuma
  • Aceite para freír
  • Sal y pimienta negra recién molida

Procedimiento:

  1. Escurrimos los garbanzos y los enjuagamos. Los trituramos bien y los transferimos en un cuenco grande.
  2. Procesamos con la batidora la cebolla, el ajo, las especias y las hierbas hasta que queden bien picadas. Lo mezclamos con los garbanzos, condimentamos al gusto y ponemos en el frigo a reposar 2 horas (opcional si tienes prisa).
  3. Para preparar el falafel nos humedeceremos las manos y formaremos bolitas del tamaño de una nuez (no te preocupes si te parece que ha quedado muy líquida la masa).
  4. Calentamos el aceite en una sartén pequeña con paredes altas y cuando esté bien caliente empezamos a freír los falafels en tandas de 4 en 4, dejando que se hagan 3-5 min de cada lado. La superficie debe quedar muy crujiente. Lo escurrimos sobre papel de cocina. (Para disponer los falafels en la sartén nos podemos ayudar de una cuchara metàlica y para dar la vuelta a los falafels también).