Crema de berenjena asada y pimiento rojo

Este es un primer plato que tanto se puede comer caliente como frío. Nosotros le agregamos piñones y nuez moscada como guarnición puesto que crean un conjunto especial.

berenjena asada
.

Dificultad: media
Tiempo 2 horas
Para  4 o 6 personas
Nutricional:  118 kcal/ración
Fósforo, hierro, calcio, potasio. Vitaminas C, A, B1 i B2. 
Atributos medicinales:
La berenjena es una de las verduras mejor recomendadas para la circulación. Reduce el colesterol y previene la arterioesclerosis. Estimula las vías biliares eliminando así el exceso de esta y ayudando al hígado a trabajar.
El pimiento rojo tiene alto contenido en triptófano, con lo que es muy favorable para superar los síntomas de la depresión. Previene la aparición de úlcera gástrica pero en cambio está contraindicado en procesos de gastritis.

Ingredientes:

  • 3 berenjenas
  • 1 pimiento rojo
  • 2 tomates
  • 1 cebolla
  • 3 puerros
  • 2 patatas medianas
  • 2 litros de caldo de verduras
  • 100 ml de vino blanco
  • aceite
  • sal
  • nuez moscada
  • piñones

Procedimiento:

  1. Ponemos el horno a calentar a 200ºC. Pintamos con aceite las berenjenas (las podemos pelar), el pimiento, los tomates y la cebolla. Una vez el horno esté caliente pondremos las verduras a asar durante 20 minutos.
  2. En una olla calentamos aceite y sofreímos los puerros previamente cortados. Cuando ya estén tiernos añadiremos el vino blanco y dejaremos reducir.
  3. Cuando las verduras asadas estén listas, dejaremos que se enfríen un poco y retiraremos la piel del pimiento y los tomates. Luego trituraremos las verduras en una batidora a parte.
  4. En la olla añadiremos los 2 litros de caldo y cuando empiece a hervir sumaremos las patatas previamente peladas i cortadas en dados pequeños. Cuando ya estén cocidas las trituraremos.
  5. Una vez estén las verduras asadas bien trituradas las agregaremos al caldo y removeremos.
Anuncios

Sopa de lentejas Puy con setas

Lentjas, setas y vino tinto son los protagonistas de esta receta de cuchara. Usamos las lentejas puy o pardas porque no se tienen que remojar. Se trata de otra receta del libro “la biblia vegetariana” de Sarah Brown.

Sopa llenties

.

Dificultad: media
Tiempo 2,5 horas
Para  4 o 6 personas
Nutricional:  198 kcal/ración
Setas shitake: Potasio, Magnesio, Selenio. Vitaminas del grupo B.
Lentejas:  Hierro. Calcio. Zinc. Potasio. Vitamna A. Vitaminas del grupo B
Atributos medicinales:
Las lentejas contienen altos niveles de proteína y de hierro. Si la combinamos con un postre con Vit. C o con ensalada favorecemos la absorción de hierro. Si la combinamos con arroz, favorecemos la absorción de la calcio. Combate la anemia; reduce los niveles de colesterol; favorece el estado de ánimo y disminuye los estados de irritación.
Las setas shitake han demostrado tener propiedades anticancerígenas frenando el crecimiento de células tumorales. Refuerzan el sistema inmunitario. También reducen el colesterol y son potente antihipertensivos gracias a una substancia llamada eritadina.

Ingredientes:

-Para el caldo:

  • 50 g de setas silvestres seas
  • 1,5 l de agua hirviendo
  • 1 cebolla troceada
  • 2 tallos de apio troceado
  • 250g de setas frescas troceadas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 hoja de laurel
  • 1 ramita de tomillo

-Para la sopa:

  • 1 cebolla muy picada
  • 1 diente de ajo machacado
  • 1 guindilla roja muy picada
  • 1 zanahoria picada
  • 1 tallo de apio, muy picado
  • 150g setas shitake fileteadas
  • 150g de lentejas Puy o pardas
  • 50 ml de vino
  • 1 litro de caldo de setas
  • 2 cucharadas de shouyu (salsa de soja)
  • sal y pimienta negra recién molida.

Procedimiento:

-Para el caldo:

  1. Prepara las verduras y mientras pon las setas en remojo en un cuenco con agua hirviendo. Calienta el aceite en una cazuela grande y pon a rehoguar la cebolla hasta que se dore bien (10 min). Agrega el resto de las verduras y las setas frescas y rehogalo 5 min más.
  2. Retira las setas y cuela el líquido. Añade las setas y el líquido en la cazuela junto con el laurel y el tomillo.
  3. Hierve el líquido y luego redúcelo. Tapa y déjalo hacer 1 hora.

-Para la sopa:

  1. En una cazuela grande, calienta el aceite y rehoga la cebolla y el ajo hasta que estén tiernos. Añade la guindilla y déjalo hacer 5 min. Luego agrega la zanahoria, el apio y las setas. Déjalo hacer 5 min hasta que las setas empiecen a ablandarse.
  2. Riégalo con vino, sube el fuego y déjalo hacer hasta que casi todo el líquido se evapore. Agrega las lentejas y el caldo de setas.
  3. Llévalo a hervir y déjalo hacer unos 50 min, hasta que las lentejas y las verduras estén  muy tiernas. Añade el shoyu y condiméntalo al gusto.

Aguacates en salsa Golf

Pues bien, esta es una receta que comparte nombre con otra ya existente. La salsa golf existe pero no es la que nosotros hemos preparado. La nuestra es una salsa que fue bautizada con este nombre independientemente de la famosa salsa golf argentina. Este es un plato muy adecuado para el tiempo que viene ahora, calor y más calor. Se come frío y es muy completo nutricionalmente hablando, por lo que puede ser plato único.

aguacates salsa golf
.

Dificutlad: media
Tiempo: 45 min
Raciones: 3 personas
Nutricional: 360 kcal/ración. Vitamina D. Lecitina. Calcio. Fósforo.
Atributos medicinales: (Reduce el colesterol malo, beneficioso en Alzheimer y arterioesclerosis)
El aguacate contiene muchos ácidos grasos poliinsaturados y lecitina que ayuda a la reducción de la formación de colesterol malo reduciendo la posibilidad de sufrir arterioesclesrois. También se has visto que ayuda a prevenir y tratar enfermedades como el Alzheimer, depresión o la esclerosis múltiple. Por su poder de regulación de la mineralización ósea, debido a su alto contenido en Vitamina D, se ha visto que es un fruto muy recomendable para tomarlo durante el crecimiento, evitando así el raquitismo y en la vejez la osteoporosis. 
El tomate es antioxidante, antihipertensivo, se dice que es afrodisíaco, antiinflamatorio y cicatrizante. Es bueno para el agotamiento por calor. A parte es anticancerígeno por el hecho de tener licopénico que prevé los cánceres de mama, pulmón, estómago, vejiga y cuello de útero.
La soja es un alimento muy rico en calcio, por lo que es muy adecuado durante la infancia y la vejez, en personas con osteoporosis y en la menopausia. Es apta para los intolerantes a la lactosa. Es rico en fósforo, elemento muy importante para la formación de los huesos y el funcionamiento del sistema nervioso. La soja aumenta la “flexibilidad” de las arterias, mejorando así la circulación sanguínea, además, su consumo regular ayuda a disminuir el 20% del colesterol LDL (el colesterol malo), por lo tanto previene la arterioesclerosis y la mayoría de enfermedades cardiovasculares (primera causa de muerte en el mundo desarrollado). Al tener niveles elevados de potasio ayuda a la eliminación del sodio, con la consiguiente disminución de retención de líquidos, por lo que ayuda a prevenir y controlar la hipertensión arterial. Las isoflavonas detienen el crecimiento de las células cancerígenas de mama, colon, próstata, útero y estómago. Los fitoestrógenos ayudan a mejorar el síndrome premenstrual y los sofocos durante la menopausia. Su contenido en lecitina de soja ayuda a la formación y mantenimiento de la acetilcolina, elemento clave en la enfermedad de Alzheimer.

Ingredientes:

  • 3 aguacates grandes
  • 600 g de salsa de tomate
  • 1 cebolla grande
  • 5 dientes de ajo
  • 150 g de tofu
  • 2 cucharadas generosas de veganesa
  • 2 hojas de laurel.

Procedimiento:

  1. Cortar la cebolla y sofreír. Cuando ya esté transparente añadimos los dientes de ajo cortados y dejamos hacer sin que se doren. Seguidamente agregamos la salsa de tomate y las hojas de laurel y dejamos cocinar a fuego lento unos 15 min.
  2. Mientras tanto, empezaremos a cortar los aguacates por la mitad y vaciar el contenido  con un cuchillo como si fuese un flan, separando la cáscara sin romperla de la carne del fruto ya que ésta nos servirá de recipiente para la preparación. Una vez tenemos la carne separada la cortamos en dados pequeños y reservamos.
  3. Cortamos el tofu en dados pequeños. Cuando la salsa ya esté lista, retiraremos las hojas de laurel y dejaremos enfriar un poco para luego triturar la mezcla. Una vez triturado, volveremos a cocinarlo en la misma sartén junto con los dados de tofu. Hacemos 15 min más. Dejamos enfriar.
  4. Una vez frío añadiremos a la preparación las dos cucharadas de veganesa, mezclaremos y finalmente agregaremos los dados de aguacate.
  5. Colocaremos el preparado dentro de cada cuenco de cáscara de aguacate y listo!

Sopa de Miso

Es un plato ideal como entrante, para calentar los huesos en invierno y rehidratarse en verano. Como plato japonés que es, debemos de tratar de sustituir el caldo de pescado con el que muchas veces se prepara por más cantidad de algas en todo caso. Se puede utilizar Aka-Miso (salado y rojo) o Shiro-Miso (dulce y más pálido) o los dos a la vez. Os recomiendo prepararlo con tofu blando o tofu sedoso envez del tofu compacto, porque es como se prepara tradicionalmente la sopa de miso. En este caso le hemos añadido setas shitake.

miso

Dificultad: baja
Tiempo: 20 min
Ración: 8
Nutricional: 84 Kcal/ración. Potásio. Yodo. Flúor.  Manganeso. Cálcio. Hierro. Ácido fólico. Vitaminas del grupo B. Vitamina K. Vitamina A. Vitamina E.
Atributos medicinales:
Como el ingrediente principal del miso es la soja, este tendrá gran parte de sus cualidades, pero además tenemos que pesar que éste está hecho de cereales también lo que lo hace más completo en cuando a aminoácidos a aportar. Además es un producto concentrado de soja, por lo que aporta gran canidad de elementos como la lecitina y los fitoesteroles que ayudan en la regulación del colesterol. Al contener isoflavonas ayuda al normal funcionamiento del aparato reproductor femenino y litiga los síntomas de la menopausia. Su proceso de fermentación es beneficiosa para la mucosa intestinal y nos proporciona beneficios para a piel y el cabello. Se recomienda tomar miso en caso de anémia, estrés, deporte de élite, etc dado su gran aporte de proteínas. También se recomienda para dislipémicos y enfermos del corazón. En casos de debilidad ósea, dental y osteoporosis nos va a venir muy bien su consumo. Por su alto contenido en vitaminas del grupo B es idel cuando se carecen de ellas, para el normal funcionamiento del sistema nervioso y para la mejor utilización de la glucosa.
El tofu, como ya sabemos está hecho de soja. La soja es un alimento muy rico en calcio, por lo que es muy adecuado durante la infancia y la vejez, en personas con osteoporosis y en la menopausia. Es apta para los intolerantes a la lactosa. Es rico en fósforo, elemento muy importante para la formación de los huesos y el funcionamiento del sistema nervioso. La soja aumenta la “flexibilidad” de las arterias, mejorando así la circulación sanguínea, además, su consumo regular ayuda a disminuir el 20% del colesterol LDL (el colesterol malo), por lo tanto previene la arterioesclerosis y la mayoría de enfermedades cardiovasculares (primera causa de muerte en el mundo desarrollado). Al tener niveles elevados de potasio ayuda a la eliminación del sodio, con la consiguiente disminución de retención de líquidos, por lo que ayuda a prevenir y controlar la hipertensión arterial. Las isoflavonas detienen el crecimiento de las células cancerígenas de mama, colon, próstata, útero y estómago. Los fitoestrógenos ayudan a mejorar el síndrome premenstrual y los sofocos durante la menopausia. Su contenido en lecitina de soja ayuda a la formación y mantenimiento de la acetilcolina, elemento clave en la enfermedad de Alzheimer.
Las algas wakame contienen muchísimo más potasio que sodio, por lo que son altamente diuréticas y adecuadas en caso de hipertensión arterial. Su alto contenido en yodo ayuda al normal metabolismo del cuerpo, por lo que son muy adecuadas en caso de obesidad. Contienen flúor, por lo que da protección al esmalte de los dientes. Contiene mucha vitamina K, ideal en casos de mala coagulación o para contribuir a su óptimo funcionamiento.
El puerro es un atibiótico natural. Ayuda a disminuir las flatulencias y los parásitos intestinales. Al contenter mucílagos combate el estreñimiento. Mejora la circulación previniendo trombos por coágulos evitando de este modo la angina de pecho e infartos de miocárdio. Es importante consumir puerros en abundáncia, sobretodo en edades abanzadas. Al tener manganeso ayuda a augmentar la líbido y producir melanina evitando de este modo la aparición de canas y mejorar la protección de los rayos dañinos del sol.

Ingredientes:

  • 4 puerros medianos
  • 4 ajos tiernos
  • 1 bloque de tofu blando
  • 3 o 4 cucharadas generosas de miso
  • 2 cucharadas de alga wakame
  • 1 litro o 1,5 litros de caldo de verduras

Procedimiento:

  1. Poner el caldo de verduas a calentar
  2. Cortas los puerros y los ajos tiernos en rodajas finas y añadir en el caldo. Dejar hacer 5-10 minutos
  3. Cortar el tofu en dados pequeños y sumarlo con los otros incredientes. Seguidamente añadimos las algas wakame previamente troceadas. Dejar hacer 5 minutos más.
  4. En un recipiente a parte, diluiremos las 3 o 4 cucharadas de miso con el mismo caldo para asegurarnos que no quede ningún grumo y para no cocer demasiado tiempo el miso pues pierde sus propiedades. Un vez diluido, vertemos el contenido en la cazuela grande y removemos.