Humus jugoso

Humus inspirado con el que nos sirven en el excelente restaurante vegetariano Damunt d’un fil de cel en Terrassa. No conocemos la receta original que ellos preparan pero hemos intentado imitarla, y queda riquísimo!!!

hummus suculent

Preparación fácil y rápida. Salen aproximdamente 600g
130kcal/100g aproximadamente.
Rico en Calcio, postasio, hierro, zinc, vitaminas del grupo B y C y magnesio
.
Los garbanzos son unas legumbres que reducen el colesterol y evitan la hipertensión. Contienen azúcares de lenta absorción lo cual beneficia a las personas que sufren diabetes tanto tipo 1 como 2. Alivian las úlceras pépticas (del estómago) y del duodeno. Al contener mucho magnesio es favorable para las temporadas de estrés. Es un buen alimento para las épocas de crecimiento.

.
El sésamo es una semilla del que se obtiene en tahín, normalmente tostado lo cual hace que pierda parte de sus cualidades nutricionales pero de todos modos las explicaremos. En la cultura hindú son consideradas como las semillas de la inmortalidad. Ayuda a diminuir los niveles de colesterol malo (LDL). También protege contra la osteoporosis por su alto contenido en calcio e incrementa la producción de leche durante el periodo de lactancia. El mejorar la circulación, incrementa la vascularización de los folículos pilosos que junto con su contenido en proteínas de alta calidad y zinc mejoran el aspecto y salud de la piel y sobretodo el cabello.

Ingredientes:
Un tarro de garbanzos cocidos en conserva
1 cucharadita de curry
3 cucharadas de levadura de cerveza
1/2 taza de leche de soja sin azucares añadidos (habas de soja y agua)
1 o 2 cucharadas de salsa de soja
2 o 3 cucharadas de tahin de sesamo tostado
1 diente de ajo

Procedimiento:
Lo mezclamos todo menos la leche en un tarro de cristal (ya pensando en un recipiente para guardarlo en la nevera sin tener que ensuciar más recipientes) y trituramos mientras vamos añadiendo la leche de soja poco a poco. Le puedes agregar un poquito más de leche si lo prefieres.
* Sírvese con trocitos de crudités o pan tostado u otro alimento que pueda utilizarse como “dipeador”

Anuncios

No-pollo con masala y anacardos

Inspirado en la cocina hindú, en este plato hemos excluido el pollo para que se quede en condición de gallo disfrutando del campo allí donde esté y así saborear un jugoso seitan sellado adaptado a esta receta. Lo acompañamos con arroz basmati para acabar de cumplimentar el contexto de la receta. Sabroso y para chuparse los dedos.

no pollo al masala
Ingredientes:
Para el no-pollo
1 taza de harina de gluten
2 cucharadas de aceite (de girasol o de oliva)
1 cucharadita de sal (o una cucharada de salsa de soja)
2 cucharadas de ajo molido (opcional)
2 cucharadas de cebolla en polvo (opcional)
2 cucharadas de pan rallado
caldo de verduras o agua

Para la salsa
2 cebollas picadas
4 cucharadas de aceite de girasol
5 dientes de ajo
Agua hirviendo o caldo de verduras
2 cucharadas de masala
1/2 vaso de vino (rosado o tinto)
1 vaso de leche de coco o nata vegetal
3 cucharadas de anacardos poco troceados
3 cucharadas de pasas sin hueso
3 cucharadas de cilantro picado
sal al gusto

Para el arroz
2 cucharadas de aceite de girasol
5 ajos tiernos cortados en rodajitas
1 semilla de cardamomo
4-5 raciones de arroz basmati (lo que quepa en una mano aproximadamente)
Agua
Sal al gusto

Procedimiento:

  1. Primero preparamos el seitan puesto que tendrá que cocerse un buen rato. Mezclamos los ingredientes secos y seguidamente añadimos el aceite y removemos bien. Luego añadimos un vaso de agua y mezclamos hasta formar una masa uniforme con la que haremos bolitas del tamaño de un puño. Aplastamos las bolitas y las cortamos con un cuchillo en forma de triángulos alargados (la idea un poco es que imite la carne del pollo, la parte del muslo, cortado).
  2. En una sartén de un diámetro aproximado de 20cm calentamos unas 2-3 cucharadas de aciete de girasol y doramos un poco los 5 dientes de ajo picados. Seguidamente agregamos el seitan y doramos también dándole la vuelta cada medio minuto unas 3 o 4 veces. A continuación cubrimos con agua o caldo de verduras, agregamos las cucharadas de masala y dejamos que hierva, cuando lo haga, añadimos el vaso de vino y dejamos cocer unos 30-40min. Vamos dando la vuelta a las piezas de seitán.
  3. En otra sartén a parte, de un tamaño similar o superior, calentamos aceite y sofreímos a fuego muy lento la cebolla picada. Tiene que quedar muy muy tierna, casi que se deshaga.
  4. Una vez listo el no-pollo, lo mezclamos (junto con el jugo del seitán) con la cebolla pocha y seguidamente agregamos la nata vegetal o la leche de coco y dejamos hacer.
  5. Mientras se acaban de amalgamar la preparación del no pollo, preparamos el arroz. En la misma sartén que hemos preparado el seitan (y para no ensuciar tantas sartenes), pasamos un papel de cocina para que no queden restos de comida, calentamos 2 cucharadas de aceite y sofreímos los ajos tiernos junto con la semilla de cardamomo. Enjuagamos el arroz, escurrimos y lo salteamos junto con el resto durante unos 5-10 min, seguidamente cubrimos con agua el doble de su tamaño, agregamos sal al gusto y cocemos durante unos 15 min. Una vez listo, escurrimos para extraer el excedente de agua.
  6. En la preparado del no-pollo agregamos los anacardos, las pasas previamente remojadas y el cilantro. Salamos al gusto.

Falafel

El falafel es el plato estrella del subcontinente indio para mi! Es rápido y fácil de hacer y con un resultado sorprendente. Se suele servir con pan de pita, ensalada, tomate picado o acompañarlo con alguna salsa. Se pueden congelar frito o sin freír. Es otra receta de “la biblia vegetariana” de Sarah Brown.

falafels

Dificutlad: media
Tiempo: 30′-3h
Raciones:6 personas
Nutricional: 57 kcal/unidad. Calcio, potasio, hierro, zinc, magnesio , vitaminas grupo C y B.
Atributos medicinales: Los garbanzos reducen el colesterol y evitan la hipertensión. Contiene azúcares de lenta absorción lo cual beneficia a las personas que sufren diabetes. Alivian las úlceras pépticas (del estómago) y del duodeno. Al contener mucho magnesio es favorable para las temporadas de estrés. Es un buen alimento para las épocas de crecimiento.
La cebolla tiene bastos beneficios, pero nos centraremos en los más importantes. Ésta es muy beneficiosa para la salud del pelo, las uñas y la piel. Se ha visto que mejora los síntomas del reuma, como los de la próstata. Ayuda a litigar el asma y las afecciones bronquiales. Es bien conocido su poder diurético como su poder bactericida. También se ha visto que mejora los síntomas de la depresión y del insomnio.

Ingredientes:

  • 200 g de garbanzos una noche a remojo
  • 1 cebolla troceada
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de comino
  • 2 cucharadas de cilantro en polvo
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 2 cucharadas de cilantro fresco picado
  • 1 cucharadira de curry o cúrcuma
  • Aceite para freír
  • Sal y pimienta negra recién molida

Procedimiento:

  1. Escurrimos los garbanzos y los enjuagamos. Los trituramos bien y los transferimos en un cuenco grande.
  2. Procesamos con la batidora la cebolla, el ajo, las especias y las hierbas hasta que queden bien picadas. Lo mezclamos con los garbanzos, condimentamos al gusto y ponemos en el frigo a reposar 2 horas (opcional si tienes prisa).
  3. Para preparar el falafel nos humedeceremos las manos y formaremos bolitas del tamaño de una nuez (no te preocupes si te parece que ha quedado muy líquida la masa).
  4. Calentamos el aceite en una sartén pequeña con paredes altas y cuando esté bien caliente empezamos a freír los falafels en tandas de 4 en 4, dejando que se hagan 3-5 min de cada lado. La superficie debe quedar muy crujiente. Lo escurrimos sobre papel de cocina. (Para disponer los falafels en la sartén nos podemos ayudar de una cuchara metàlica y para dar la vuelta a los falafels también).

Sopa de Miso

Es un plato ideal como entrante, para calentar los huesos en invierno y rehidratarse en verano. Como plato japonés que es, debemos de tratar de sustituir el caldo de pescado con el que muchas veces se prepara por más cantidad de algas en todo caso. Se puede utilizar Aka-Miso (salado y rojo) o Shiro-Miso (dulce y más pálido) o los dos a la vez. Os recomiendo prepararlo con tofu blando o tofu sedoso envez del tofu compacto, porque es como se prepara tradicionalmente la sopa de miso. En este caso le hemos añadido setas shitake.

miso

Dificultad: baja
Tiempo: 20 min
Ración: 8
Nutricional: 84 Kcal/ración. Potásio. Yodo. Flúor.  Manganeso. Cálcio. Hierro. Ácido fólico. Vitaminas del grupo B. Vitamina K. Vitamina A. Vitamina E.
Atributos medicinales:
Como el ingrediente principal del miso es la soja, este tendrá gran parte de sus cualidades, pero además tenemos que pesar que éste está hecho de cereales también lo que lo hace más completo en cuando a aminoácidos a aportar. Además es un producto concentrado de soja, por lo que aporta gran canidad de elementos como la lecitina y los fitoesteroles que ayudan en la regulación del colesterol. Al contener isoflavonas ayuda al normal funcionamiento del aparato reproductor femenino y litiga los síntomas de la menopausia. Su proceso de fermentación es beneficiosa para la mucosa intestinal y nos proporciona beneficios para a piel y el cabello. Se recomienda tomar miso en caso de anémia, estrés, deporte de élite, etc dado su gran aporte de proteínas. También se recomienda para dislipémicos y enfermos del corazón. En casos de debilidad ósea, dental y osteoporosis nos va a venir muy bien su consumo. Por su alto contenido en vitaminas del grupo B es idel cuando se carecen de ellas, para el normal funcionamiento del sistema nervioso y para la mejor utilización de la glucosa.
El tofu, como ya sabemos está hecho de soja. La soja es un alimento muy rico en calcio, por lo que es muy adecuado durante la infancia y la vejez, en personas con osteoporosis y en la menopausia. Es apta para los intolerantes a la lactosa. Es rico en fósforo, elemento muy importante para la formación de los huesos y el funcionamiento del sistema nervioso. La soja aumenta la “flexibilidad” de las arterias, mejorando así la circulación sanguínea, además, su consumo regular ayuda a disminuir el 20% del colesterol LDL (el colesterol malo), por lo tanto previene la arterioesclerosis y la mayoría de enfermedades cardiovasculares (primera causa de muerte en el mundo desarrollado). Al tener niveles elevados de potasio ayuda a la eliminación del sodio, con la consiguiente disminución de retención de líquidos, por lo que ayuda a prevenir y controlar la hipertensión arterial. Las isoflavonas detienen el crecimiento de las células cancerígenas de mama, colon, próstata, útero y estómago. Los fitoestrógenos ayudan a mejorar el síndrome premenstrual y los sofocos durante la menopausia. Su contenido en lecitina de soja ayuda a la formación y mantenimiento de la acetilcolina, elemento clave en la enfermedad de Alzheimer.
Las algas wakame contienen muchísimo más potasio que sodio, por lo que son altamente diuréticas y adecuadas en caso de hipertensión arterial. Su alto contenido en yodo ayuda al normal metabolismo del cuerpo, por lo que son muy adecuadas en caso de obesidad. Contienen flúor, por lo que da protección al esmalte de los dientes. Contiene mucha vitamina K, ideal en casos de mala coagulación o para contribuir a su óptimo funcionamiento.
El puerro es un atibiótico natural. Ayuda a disminuir las flatulencias y los parásitos intestinales. Al contenter mucílagos combate el estreñimiento. Mejora la circulación previniendo trombos por coágulos evitando de este modo la angina de pecho e infartos de miocárdio. Es importante consumir puerros en abundáncia, sobretodo en edades abanzadas. Al tener manganeso ayuda a augmentar la líbido y producir melanina evitando de este modo la aparición de canas y mejorar la protección de los rayos dañinos del sol.

Ingredientes:

  • 4 puerros medianos
  • 4 ajos tiernos
  • 1 bloque de tofu blando
  • 3 o 4 cucharadas generosas de miso
  • 2 cucharadas de alga wakame
  • 1 litro o 1,5 litros de caldo de verduras

Procedimiento:

  1. Poner el caldo de verduas a calentar
  2. Cortas los puerros y los ajos tiernos en rodajas finas y añadir en el caldo. Dejar hacer 5-10 minutos
  3. Cortar el tofu en dados pequeños y sumarlo con los otros incredientes. Seguidamente añadimos las algas wakame previamente troceadas. Dejar hacer 5 minutos más.
  4. En un recipiente a parte, diluiremos las 3 o 4 cucharadas de miso con el mismo caldo para asegurarnos que no quede ningún grumo y para no cocer demasiado tiempo el miso pues pierde sus propiedades. Un vez diluido, vertemos el contenido en la cazuela grande y removemos.

Masala casero

Masala en India quiere decir: mezcla de especias. Y se ve que se denomina también de esta manera a todos los géneros que entran en una película. ¡Arriba el mestizaje!

Hace unos días quería probar un condimento que utilizan las cocinas Bharat: el Masala. Y me acordé que tenía la receta de una amiga en la que hacia la “salsa Masala” a partir de un preparado: el “Kitchen King Masala”. Y una espécia: el “tumeric powder” (cúrcuma).

En mi pueblo no encuentro Kitchen King, así que busqué las especias que contiene y me encontré con al menos 20, muchas de ellas desconocidas para mi. Pero tengo muchas en casa, por lo que opté por buscar una receta casera en internet y encontré varias. La hice variando un poco algún ingrediente y el resultado es sorprendente, vale la pena ¡desprende unos aromas frescos y enérgicos brutales! Espero que os guste:

Preparado de masala casero
Preparado de masala casero
Dificutlad: baja Tiempo: 15min Para un frasco

Ingredientes :

  • 1+ ½ cucharadas semillas cilantro ( a parte)
  • 2 cucharadas de semillas de comino (a parte)
  • ½ cucharadita de fenogreco (a parte)
  • 1 cucharada de cúrcuma
  • 3 de clavos
  • 1 cucharada de semillas de cardamomo
  • ½ cucharada de nuez moscada
  • ½ cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de semillas de pimienta negra
  • ½ cucharadita de gengibre en polvo

Preparación:

  1. En una sartén bien seca y limpia tostaremos las semillas de cilantro, comino y fenogreco. En tres tandas, no las mezclarmos porque cada una tiene su aroma. Pasados unos minutos desprenderán su olor, entonces las apartaremos para que se vayan enfriando.
  2. Una vez se hayan enfriado las semillas a temperatura ambiente, las pondremos junto a todas las especias en un molinillo y las trituraremos hasta que queden en polvo.
  3. Pasaremos lo que resulta por un colador, insistiendo. Van a quedar unas pocas fibras que desecharemos. Y envasaremos nuestro Masala en un frasco hermético. Yo lo guardé en un frasco de súper dónde tiempo atrás hubo curry, pensé que seria un sistema práctico para luego espolvorear los platos.

Nota:

En Internet podéis encontrar muchas variantes. La verdad es que ahora prefiero hacerla yo misma, cada vez sale diferente y es mas económico.

Cómo hacer Tofu a partir de leche de soja

Aquí os presentamos una forma rápida y fácil de preparar tofu casero. Necesitaremos productos que todos en casa podemos tener normalmente.

tofu casero

Dificultad: baja Tiempo: 1,5 h  
Atributos medicinales:La soja es un alimento muy rico en calcio, por lo que es muy adecuado durante la infancia y la vejez, en personas con osteoporosis y en la menopausia. Es apta para los intolerantes a la lactosa. Es rico en fósforo, elemento muy importante para la formación de los huesos y el funcionamiento del sistema nervioso. La soja aumenta la “flexibilidad” de las arterias, mejorando así la circulación sanguínea, además, su consumo regular ayuda a disminuir el 20% del colesterol LDL (el colesterol malo), por lo tanto previene la arterioesclerosis y la mayoría de enfermedades cardiovasculares (primera causa de muerte en el mundo desarrollado). Al tener niveles elevados de potasio ayuda a la eliminación del sodio, con la consiguiente disminución de retención de líquidos, por lo que ayuda a prevenir y controlar la hipertensión arterial. Las isoflavonas detienen el crecimiento de las células cancerígenas de mama, colon, próstata, útero y estómago. Los fitoestrógenos ayudan a mejorar el síndrome premenstrual y los sofocos durante la menopausia. Su contenido en lecitina de soja ayuda a la formación y mantenimiento de la acetilcolina, elemento clave en la enfermedad de Alzheimer. Nutrición

  • La soja supera en proporción de proteínas y aminoácidos esenciales al resto de las legumbres. Es un alimento muy completo. Comparado con la carne de pollo, tienen casi la misma proporción de proteínas, un 40%.
  • Fósforo.
  • Calcio.
  • 80 kcal/100g de producto

Utensilios:

  • Una olla grande
  • Una gasa de unos 50 cm2
  • Un colador mediano o algo que haga la función
  • Un peso, por ejemplo, una botella llena de agua

Ingredientes:

  • 2 l de leche de soja (procura que la proporción de soja en la leche no sea inferior al 13%)
  • 2 limones o vinagre de arroz o manzana
  • Una pizca de sal

Prodecimiento:

  1. Vertemos en una olla los dos litros de leche y la sal y los ponemos a calentar hasta que hierva.

    llet soja olladecantar llimona

  2. Dejamos hervir durante unos segundos y apagamos el fuego. Seguidamente vertemos el  zumo de los dos limones desde una altura de más o menos 50 centímetros. Al cabo de unos segundos, podremos apreciar como se empieza a cortar la leche de soja.
  3. Cuando la leche se haya cortado del todo, que podamos diferenciar el suero de la leche del resto, decantaremos la leche ya cortada en una gasa de unos 50 cm cuadrados, utilizando como base un colador o algo parecido.
  4. Recubriremos la parte que queda descubierta del “proyecto de tofu” con los bordes de gasa sobrantes y pondremos un peso encima, una botella de agua llena por ejemplo y dejaremos reposar durante unos 45 minutos, dependiendo de cómo se quiera.

Si queremos un tofu duro (seco) lo dejaremos reposar más tiempo, y si deseamos un tofu más blando y suave (ideal para hacer cremas) al contrario, menor tiempo. El truco está en la cantidad de suero que suelte.


decantar llet de soja

Humus de Laura

Laura prepara un humus un poco diferente del tradicional, solo un poco, hasta podría  llamarse puré de garbanzos a secas, para diferenciarlo del popular humus. Algunas de las diferencias son que no lleva ni limón ni ajo.

humus de laura

Dificultad: baja Tiempo: 30 minutos sin contar la cocción de los garbanzos 4 personas
Atributos medicinales:Los garbanzos reducen el colesterol y evitan la hipertensión. Contiene azúcares de lenta absorción lo cual beneficia a las personas que sufren diabetes. Alivian las úlceras pépticas (del estómago) y del duodeno. Al contener mucho magnesio es favorable para las temporadas de estrés. Es un buen alimento para las épocas de crecimiento. Nutricional:

  • 250 Kcal /persona
  • Calcio
  • Potasio
  • Hierro
  • Zinc
  • Vitaminas del grupo B y C
  • Magnesio

Ingredientes:

  • 500g de garbanzos
  • 2 cucharadas de tahini
  • 2 cucharadas de curry
  • una pizca de sal
  • pimienta negra

Preparación:

  1. Cocemos los garbanzos y una vez hechos los trituramos con una batidora y aah! el truco de Laura es pasar los garbanzos triturados por un colador, para que quede una masa sin pieles, sea más digerible, menos flatulente y un plato más “fino”.
  2. Añadimos las cucharadas de tahini o pasta de sésamo, el curry, la sal y la pimienta negra y listo para empezar a saborear, con chips o con pan tostado como lo hemos presentado aquí. También no olvidar echarle un chorrito de aceite virgen por encima.

Kebab enrollado

Bueno, aquí os presentamos una receta vegana inspirada con los kebabs ordinarios ya que nos encanta su sabor y lo prácticos que son para comerlos por la calle. Aunque la preparación es un poco laboriosa porque lo hacemos todo, se puede decir, desde cero, el resultado es muy gratificante. Nosotros hemos utilizado el chapati para hacer el pan que sujeta al kebab, esta vez lo hemos aderezado con curry y ajo molido al gusto, y hemos hecho la masa un poco mas gruesa y se podría decir que más “cruda” ya que luego se tiene que doblar y no queremos que se rompa, pero como una vez hecho y envuelto en papel de aluminio lo volvemos a poner al fuego, la pasta se termina de cocinar.

kebab

Ingredientes:

  • Chapati
  • 3 trozos de seitan sellado o seitanic
  • 5 hojas de lechuga
  • medio pepino
  • 1 tarro de maíz dulce
  • 1 zanahoria
  • 5 hojas de col lombarda
  • salsa de yogur
  • salsa picante

Preparación

  1. Pelamos y rallamos la zanahoria. Cortamos la lechuga y la col lombarda en tiras finas y el pepino en dados o en tiras también. Cortamos el seitán sellado en tiras también, y si queremos los podemos pasar un poco por la sartén.
  2. Disponemos le lechuga en el centro del pan de chapati, la zanahoria encima junto con el resto de ingredientes. Finalmente le añadimos la salsa de yogur y la salsa picante por encima.kebab centre
  3. Enrollamos el kebab y lo envolvemos con papel de aluminio, kebab enrrollat
  4. Ponemos los rollos de kebab en una sartén caliente con un peso encima para que se hagan un poco más.

Salsa de yogur:

Ingredientes:

  • Yogur de soja sin azúcar
  • Zumo de medio limón
  • Nosotros hemos usado una mezcla de especies que se llama sabor marruecos: jengibre, ajo, ñoras, alcaravea, sésamo, comino, canela, pimienta de Cayena, cilantro, pimienta negra, tomillo, menta y cúrcuma. Pero la receta básica es con tan solo pimienta negra.
  • Sal
  • La cantidad de otro yogur de aceite de girasol

Preparación:

  • Mezclar todo y pasarlo por la batidora como si fuese veganesa. 

Salsa picante:

Ingredientes:

  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 9 tomates deshidratados
  • 2 cucharaditas de pimienta blanca
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharada de curry
  • 1 vaso de caldo de verduras
  • 4 guindillas

Procedimiento

  1. Sofreímos media cebolla.
  2. La otra media cebolla, junto con el ajo, los tomates, pimientas, curry, las guindillas, lo batimos hasta que quede una pasta.
  3. Una vez la cebolla está transparente, le añadimos todos los ingredientes batidos y los sofreímos también, durante unos 20 minutos.
  4. Si notamos que le falta líquido le podemos aplicar el vaso de agua

*Esta salsa no queda muy líquida, es bastante espesa.