Mejillones veganos en escabeche

Otra receta del fabuloso libro de cocina vegana mediterránea de Laura Kohan. Esta es una receta que nos va a venir muy bien para preparar un entrante,  como aperitivo o incluso como segundo plato al ser altamente rico en proteínas y superan nutriconalmente a los verdaderos mejillones.

mejillones_escaveche

Ingredientes:
200g de harina de gluten
2 cucharadas de cebolla en polvo
3-4 cucharadas de alga nori en polvo o en copos
2 cucharadas de perejil fresco picado
2-3 cucharadas de pimentón de la vera
el zumo de un limón
1l de caldo de verduras
1 trozo de alga kombu
1 vaso de aceite de oliva
3 dientes de ajo
1 cebolla blanca o cebolleta
1 hoja de laurel
1 cucharada de granos de pimienta negra y/o blanca
1 vaso de vino blanco
1 vaso de vinagre de sidra
Sal

Preparación:
Para los mejillones mezclamos en un bol grande todos los productos secos (gluten, cebolla en polvo, alga nori, perejil picado, pimentón de la vera y sal al gusto), seguidamente agregamos el zumo de limón y el caldo de verduras mezclando poco a poco para que quede homogéneo y compacto. Separamos bolitas de masa y las aplastamos con la mano hasta conseguir un diámetro y grosor parecidos a los de los verdaderos mejillones. Las colocamos en una cestilla y las cocinamos al vapor sin amontonarlos junto con el resto de caldo de verduras y el alga kombu, unos 10 minutos (no te excedas de tiempo o quedaran demasiado duros). Los vamos girando. Seguidamente los vertemos en el caldo de verduras y los cocinamos 15 minutos más.
Preparamos el escabeche calentando el vaso de aceite y dorando los ajos previamente laminados. Añadimos el laurel y la cebolla cortada en tiras y cuando esté transparente agregaremos una cucharada de pimentón de la vera, sal y pimienta. Removemos e incorporamos el vino y el vinagre. Cuando hierva incorporar los mejillones y cocer a fuego lento durante 20 minutos. Lo dejamos enfriar macerar en la misma olla durante 12h antes de servirlos.
Buen provecho!

Anuncios

No-pollo con masala y anacardos

Inspirado en la cocina hindú, en este plato hemos excluido el pollo para que se quede en condición de gallo disfrutando del campo allí donde esté y así saborear un jugoso seitan sellado adaptado a esta receta. Lo acompañamos con arroz basmati para acabar de cumplimentar el contexto de la receta. Sabroso y para chuparse los dedos.

no pollo al masala
Ingredientes:
Para el no-pollo
1 taza de harina de gluten
2 cucharadas de aceite (de girasol o de oliva)
1 cucharadita de sal (o una cucharada de salsa de soja)
2 cucharadas de ajo molido (opcional)
2 cucharadas de cebolla en polvo (opcional)
2 cucharadas de pan rallado
caldo de verduras o agua

Para la salsa
2 cebollas picadas
4 cucharadas de aceite de girasol
5 dientes de ajo
Agua hirviendo o caldo de verduras
2 cucharadas de masala
1/2 vaso de vino (rosado o tinto)
1 vaso de leche de coco o nata vegetal
3 cucharadas de anacardos poco troceados
3 cucharadas de pasas sin hueso
3 cucharadas de cilantro picado
sal al gusto

Para el arroz
2 cucharadas de aceite de girasol
5 ajos tiernos cortados en rodajitas
1 semilla de cardamomo
4-5 raciones de arroz basmati (lo que quepa en una mano aproximadamente)
Agua
Sal al gusto

Procedimiento:

  1. Primero preparamos el seitan puesto que tendrá que cocerse un buen rato. Mezclamos los ingredientes secos y seguidamente añadimos el aceite y removemos bien. Luego añadimos un vaso de agua y mezclamos hasta formar una masa uniforme con la que haremos bolitas del tamaño de un puño. Aplastamos las bolitas y las cortamos con un cuchillo en forma de triángulos alargados (la idea un poco es que imite la carne del pollo, la parte del muslo, cortado).
  2. En una sartén de un diámetro aproximado de 20cm calentamos unas 2-3 cucharadas de aciete de girasol y doramos un poco los 5 dientes de ajo picados. Seguidamente agregamos el seitan y doramos también dándole la vuelta cada medio minuto unas 3 o 4 veces. A continuación cubrimos con agua o caldo de verduras, agregamos las cucharadas de masala y dejamos que hierva, cuando lo haga, añadimos el vaso de vino y dejamos cocer unos 30-40min. Vamos dando la vuelta a las piezas de seitán.
  3. En otra sartén a parte, de un tamaño similar o superior, calentamos aceite y sofreímos a fuego muy lento la cebolla picada. Tiene que quedar muy muy tierna, casi que se deshaga.
  4. Una vez listo el no-pollo, lo mezclamos (junto con el jugo del seitán) con la cebolla pocha y seguidamente agregamos la nata vegetal o la leche de coco y dejamos hacer.
  5. Mientras se acaban de amalgamar la preparación del no pollo, preparamos el arroz. En la misma sartén que hemos preparado el seitan (y para no ensuciar tantas sartenes), pasamos un papel de cocina para que no queden restos de comida, calentamos 2 cucharadas de aceite y sofreímos los ajos tiernos junto con la semilla de cardamomo. Enjuagamos el arroz, escurrimos y lo salteamos junto con el resto durante unos 5-10 min, seguidamente cubrimos con agua el doble de su tamaño, agregamos sal al gusto y cocemos durante unos 15 min. Una vez listo, escurrimos para extraer el excedente de agua.
  6. En la preparado del no-pollo agregamos los anacardos, las pasas previamente remojadas y el cilantro. Salamos al gusto.

Lentejas con chorizo vegano

He aquí una receta fuerte, un plato tan “espartano” como vegano puede ser. En harmonía con nuestros semejantes. Del recetario más patán a la tradición veganizada. Los chorizos son receta del blog de la dimensión vegana.

llenties amb xoriço vegà

Dificultad: media
Tiempo 50min a 2 horas
Para 3-4 personas
Atributos medicinales:
Las lentejas contenie altos niveles de proteina y de hierro. Si la convinamos con un postre con Vit. C o con ensalada favorecemos la absorción de hierro. Si la convinamos con arroz, favorecemos la absorción de la calcio. Combate la anemia; reduce los niveles de colesterol; favorece el estado de ánimo y disminuye los estados de irritación.
La cebolla es buena para el asma, la elesticidad de las arterias, la depresión y el insomnio. Es bactericida, desinfectante. Buena para el pelo, uñas y piel. Para la reuma. Beneficiosa para la próstata y diurética.
El tomate es un buen anticancerígeno: previene las neos de mama, pulmón, estómago, próstata, vejiga y cuello de útero.
Es también un antihipertensivo, antiinflamatório y cicatritzante. Y nos revitaliza en casos de agotamiento producido por el calor. Y además es afrodisíaco.
Info. nutricional: 470kcal/100g
  • Hierro, fósforo, potasio, azufre
  • Vitamina A, C, E B1 y carotenos

Ingredientes:

  • 700 g de lentejas cocidas
  • 2 cebollas picasas
  • 4 dientes de ajo picados
  • 3 chorizos veganos
  • 2 tomates pelados y picados
  • 1 vaso de vino
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal

– Para los chorizos (salen 30 chorizos, puedes congelarlos siempre va bien tener de reserva):

  • 1 kg de gluten
  • 6 cucharas de pimentón
  • 2 pimientos choriceros picados y rehidratados
  • 1 cucharadita de pimentón picante
  • 1 cuchara de ajo en polvo
  • 1 taza de arroz hervido
  • 1 taza de pan rallado o más
  • aroma de humo (o sal ahumada)
  • 2 y 1/2 cucharadas de sal
  • 1.3 L de agua
  • 1/4 taza de salsa de soja

(la receta dice también pizca de polvo de hornear, pero mejor no ponerla porque se hinchan demasiado)

  1. Mezclar los ingredientes secos en un bol y los líquidos en otro bol a parte
  2. Mezclar los ingredientes secos con los líquidos
  3. Hacemos churros de unos 3cm de diámetro y unos 15 cm de largo con la masa y los envolvemos con papel film, haciendo un nudo a cada lado para que no se desmonte la estructura, agujereamos los chorizos con un tenedor varias veces.
  4. Ponemos a hervir los chorizos durante unos 20 minutos.
  5. Dejamos enfriar y listo.

Procedimiento:

  1. Sofreímos la cebolla picada y el ajo.
  2. Añadimos los chorizos cortados en rodajas y dejamos sofreír durante 15 minutos.
  3. Agregamos el tomate pelado y picado y cocemos 15 minutos más. Luego verteremos el baso de vino blanco y dejaremos reducir.
  4. Finalmente mezclaremos las lentejas y dejaremos cocer 10-15 minutos.

Seitán a partir de gluten de trigo

El gluten de trigo se obtiene de la harina de trigo a partir de un proceso en el que se separa del almidón. En esta entrada os mostramos la forma básica de prepararación del seitán a partir de el comercializado gluten de trigo ya en polvo.

Para las veganas hacerlo en casa es muy versátil, fácil, rápido de preparar y sobretodo económico. Te ahorras que te saquen un ojo de la cara. Preparar 250 g de seitán con todos los ingredientes te puede costar tan solo 0,65 €.

Dificutlad: Baja

Tiempo: 35 min

Precio: 0.30€/100g

Nutricional:

122 Kcal/100g

Vitaminas: A, C

Minerales: Potasio, sodio, calcio, yodo, fósforo, hierro

*No es apto para personas celiacas

Atributos medicinales:

El seitán presenta un gran contenido en proteínas (un 24% de su peso total). Contiene más calcio y minerales que la carne. Y contiene abundante lecitina.

Es un alimento suave y digestivo. Es bajo en calorías y bajo en grasas. Ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre. Contiene poca sal.

Por su alto contenido en proteínas es un excelente alimento para deportistas, ayuda a desarrollar la musculatura. También es ideal para la infáncia en época de crecimiento.

La alga Kombu actúa como depurador natural gracias a su contenido en ácido algínico; fortalece los intestinos; baja la tasa de azúcar en sangre; estimula las membranas mucosas y el sistema linfático; es beneficiosa para la hipertensión; facilita la absorción de nutrientes en el cuerpo; ayuda a recuperar el peso normal corporal tanto en obesidad como en deficiencia de peso, se recomienda ante problemas circulatorios. En la China se ha utilizado durante siglos para tratar la gota.

Ingredientes:

1 parte de gluten de trigo

1 parte de caldo vegetal (o una parte de agua con un cubito de caldo vegetal)

2 cucharadas de salsa de soja (por cada 100 g de producto seco)

un puñado de algas Kombu (al gusto)

agua (que cubra)

Preparación:

Tened en cuenta que de 100 g de producto seco una vez cocinado el peso aumenta un poco más del doble. Con estas cantidades nos salen unos 4 filetes.

En un bol vertemos el caldo vegetal con el gluten de trigo y la cucharada de salsa de soja y mezclamos hasta que quede una bola bien ligada. Si nos quedara demasiada suelta podemos probar de espolvorear un poco más de gluten por encima y volver a mezclar bien hasta formar la bola.

Mientras, habremos puesto a hervir una olla con el agua y las algas. Tendremos en cuenta que el agua debe cubrir la bola de seitán.

Una vez esté el agua hirviendo, añadiremos la bola de seitán, bajaremos el fuego, taparemos y dejaremos cocer durante 30 minutos.

Si no vamos a utilizarlo podemos guardarlo en un recipiente a medida con su caldo, en la nevera.

¡Aprovechad el caldo sobrante porqué es muy nutritivo!

Notas:

Mucho mejor si preparáis vosotras el caldo de verduras con unas zanahorias, un trozo de col, navos, chirivia, unas ramas de apio, champiñones, etc.