Revuelto vegano

Esta es una receta, ligeramente versionada, extraída de ” El gran libro de cocina vegana francesa de Marie Laforette“. Adquisición tras asistir a la presentación de su libro hace unos meses en Ecocentre en Barcelona. La verdad es que es un buen libro para empezar con la dieta vegana, aporta muchas ideas, información esencial y recetas muy útiles para todas las edades y gustos.
IMG_5400
Ingredientes:
1 puerro mediano
1 diente de ajo
2 ajos negros
250 g de tofu firme
200ml de crema de soja
1 cucharada de ajo en polvo
1 cucharadita de cúrcuma
2 cucharaditas de sal negra del Himalaia (tiene aroma de azufre).
Aceite al gusto.

Procedimiento:
Desmigamos el tofu y mezclamos con la crema de soja, el ajo en polvo, la cúrcuma y la sal negra.
En una sartén mediana sofreímos con un poco de aceite el puerro y los ajos picados. Vigilando que no se doren demasiado, seguidamente agregaremos la mezcla y cocinaremos, removiendo, durante unos minutos.
Servir acompañado de pan, tostadas, espárragos a la plancha o lo que se os ocurra. Buen provecho!

Tortilla de calabacín

Típica receta de cocina tradicional que no puede faltar en nuestro menú semanal algún día de la semana, ya que es fácil de hacer y muy completa nutricionalmente hablando.

truita de carbassó

Ingredientes:
4 cucharadas de harina de garbanzos
2 cucharadas de harina de soja
2 cucharadas de harina de trigo
1 taza de leche de soja u otra leche vegetal sin azúcar
1/2 cucharadita de cúrcuma
1 calabacín mediano
2 cebollas medianas
Aceite y sal

Procedimiento:
Cortamos la cebolla en aros delgados y sofreímos en una sartén con el aceite caliente. Cuando esté transparente añadimos el calabacín cortado en láminas de cuartos y cocinamos unos 10 minutos más.
Mientras tanto preparamos la masa en una taza grande con leche de soja donde vamos agregando los ingredientes (harina de garbanzos, harina se soja, harina de trigo, sal y cúrcuma) mezclamos bien para que no queden grumos.
Una vez listo el calabacín y la cebolla los retiramos del fuego, y en un recipiente a parte los mezclamos con la masa. Calentamos un poco más de aceite en la misma sartén después de haberle pasado un paño para retirar los residuos que hayan podido quedar y vertemos el contenido en ella.
Dejamos cocer a fuego lento y tapado durante 5-10 minutos y seguidamente giramos la tortilla para que se haga del otro lado dejándolo unos 5-10 minutos más.
*Puede dar la impresión de que queda muy blando el resultado pero dejándolo reposar en la nevera se volverá más consistente.

Pimientos rellenos de tortilla de papas

Os presentamos esta riquísima receta a propósito de Veganiza al chef. Esta vez se trata de veganizar unos “pimientos verdes rellenos de tortilla de patatas”. Y cómo nos encanta el apropiacionismo, nos apuntamos.

Para la receta de la tortilla esta vez nos hemos inspirado en la que hacen lxs companyerxs de Tot Vegan, que es excelente. Y para la técnica de la papas fritas, hemos seguido la receta de la iaia Gene que es a base de laurel y ajos. ¡Esperamos que los disfrutéis tanto cómo nosotrxs!

PIMIENTOS RELLENOS DE TORTILLA VEGANA

Dificutlad: Media-Alta

Tiempo: 1h

2 a 4 personas

Atributos medicinales generales:

Destacamos que la Vitamina C de los pimientos nos beneficia en: la vista, piel, oído y aparato respiratorio. Además la alta cantidad en esta verdura nos ayuda a reducir los síntomas del resfriado, combatir el estreñimiento y el hipertiroidismo. Recomendable durante la menopausia, ayuda a reducir los sofocos.

Entre muchas otras cosas, destacamos que la fibra dietética de los garbanzos ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre. Así que previene de ataques al corazón, accidentes cerebrovasculares y a enfermedades cardíacas.

La fibra dietética también ayuda el transito intestinal y ayuda a fortalecer el intestino. La fibra dietética ayuda a prevenir las hemorroides.

Algunas propiedades que podemos sumar a partir de la cebolla es que es buena para problemas de asma, arterias, reuma, próstata depresión e insomnio. Es bactericida, desinfectante y diurética.

Nutricional:

  • Vit A, C, E, K, B9
  • potasio, fósforo, magnesio, zinc, azufre

Ingredientes:

Para la masa de la tortilla

  • 3 cucharadas de harina de garbanzos
  • 1 cucharada de almidón de maíz
  • 8 cucharadas de agua
  • Vinagre de manzana (mata el gusto del garbanzo y aromatiza) o un tomate rallado.
  • 2 cucharadas de nata de soja o leche de soja
  • 1 cucharada de Tahini o sésamo molido
  • Un pellizco de cúrcuma
  • Se le puede añadir, ajo, perejil y pimienta al gusto.

Para el resto

  • 4 pimientos verdes largos. Cuanto más rectos, más fáciles de rellenar.
  • 2 patatas medianas
  • ½ cebolla grande
  • 1 anís estrellado
  • aceite de oliva o de girasol
  • sal
  • una salsa para acompañar

Preparación:

  1. Cortamos y lavamos las patatas a láminas finas. Ponemos aceite a calentar en una sartén, y una vez caliente, echaremos una estrella de anís y seguidamente las patatas. Cortaremos la media cebolla a brunoise y la echaremos también al fuego junto a dos hojas de laurel y cuatro ajos. Pondremos el fuego fuerte.
  2. Mientras se fríe prepararemos la masa de tortilla vegana. Mezclaremos todos los ingredientes, batiremos bien y apartaremos. Para que después cuaje bien, la masa debe quedar algo espesa, lo podemos hacer añadiendo más harina de garbanzo y almidón de maíz (proporcional).
  3. Una vez los ingredientes de la sartén estén fritos al punto, vigilando de no quemarnos, quitaremos los ajos, el anís estrellado y las hojas de laurel. Filtraremos con un colador el exceso de aceite y lo pondremos en un bol.
  4. Agregaremos enseguida la masa de tortilla al bol, removeremos un poco para que se mezcle todo bien, taparemos y dejaremos cuajar unos 10 minutos.
  5. Mientras, cortaremos el rabo de los pimientos verdes (reservamos) y lo vaciaremos de semillas. Nos quedará el pimiento abierto por la parte ancha, el rabo nos servirá para luego tapar. Pasado el tiempo, ya podemos rellenar los pimientos con la ayuda de una cucharilla. Vamos a llenarlos procurando que toda la masa caiga hasta el fondo, necesitaremos ir agitando mientras vamos rellenando. Una vez rellenos hasta los bordes, tapamos con el rabo poniéndolo al revés.
  6. Ponemos en una sartén un chorro de aceite (puede ser el que hemos filtrado anteriormente) y dejamos calentar. Con el fuego bajo iremos añadiendo los pimientos rellenos, taparemos. De vez en cuándo los giraremos, para que se cuezan por todas las caras y no se quemen.
  7. Una vez les hayamos dado las vueltas por todos los lados ya podemos servir, los tendremos mas o menos en 10-12 minutos. Podemos acompañar el plato con alguna salsa, nosotrxs lo hicimos con la veganesa a la albahaca.

Nota:

Se pueden cocer al horno durante unos 15-20 minutos, también queda muy rico.