Ternura a la Marengo

20170108_164946

*La ternura que nos provoca ver las terneritas saltando y corriendo por la pradera, lo supera este plato veganizado de ternera a la marengo. Nuestro plato está henchido de felicidad, porque sabemos que ellas están felices pastando como es de ley natural*

INGREDIENTES:  (para 4 personas)

img_0619

-500 grs.de  No pollo.                                         -1 kg de tomate natural.                                   – 1 bandeja de champiñones.                          – medio pimiento rojo.                                       – vino tinto                                                           – infusión de té negro.                                      – 4 cucharadas de salsa de soja.                       -arroz                                                               –Especias:   pimienta negra, cúrcuma, orégano, canela en polvo, nuez moscada en polvo, sal, aceite de oliva., orégano.

PREPARACIÓN  :         (Muy sencilla y de rápida cocción)

  1. No cortar el nopollo con cuchillo, sino que desmenuzarlo con las manos con intención de hacer que surjan sus fibras, haciendo unos trozos irregulares, como aparecen en la foto del plato (esto permite que el jugo penetre en esa materia).
  2. Limpiar los champiñones y dejarlos enteros, cortar el pimiento rojo a cuadritos de 1.cm. Hacer una salsa de tomate espesa y reservar.
  3. En una cazuela mediana, saltear los trozos de ternurita (nopollo) con aceite hirviendo, para que se doren y sellen un poco. Mientras en una paella saltear los champiñones a fuego rápido a fin de dorarlos sin casi cocer y reservar.
  4. Cuando se hayan dorado los trozos de ternurita, añadir el pimiento troceado, también a fuego rápido.  Enseguida distribuir la salsa de soja encima de los trozos e ir removiendo; seguidamente apartar del fuego y echar en la cazuela el vino tinto, remover y volver al fuego, dejar rehogar 1 minuto y echar el te negro y las especias; dejar que todo el líquido reduzca un poco y añadir los champiñones y el jugo que hayan hecho.
  5. Dejar a fuego lento unos pocos minutos, para que todo se homogenice un poco y ya para servir, depositar una cucharada de salsa de tomate encima de cada trozo y de cada champiñón.

El guisado resulta con un poco de salsa semi densa y muy sustanciosa, que se acompaña con arroz blanco.

!!QUE LO DISFRUTÉIS POR PARTIDA DOBLE!!  Bueno para boca y para la ternera.

Anuncios

RUSTIDO DE NAVIDAD RÁPIDO Y FÁCIL

ESTE DELICIOSO GUISO TIENE MUY FÁCIL ELABORACIÓN: aquí hemos presentado una cantidad grande porque en estas fiestas se suele cocinar para muchos, pero si este plato se elabora para menos, es muy rápido de elaborar. Aún así, para degustar su máximo sabor, se ha de dejar que el guiso repose al menos 24 horas.

IMG_0823

cortar todas las verduras, el tofu y el tempe
cortar todas las verduras el tofu y el tempe

INGREDIENTES:  (para unas 10 personas más o menos)

  • 3 piezas de tofu de 250 grs. (o 750 grs de tofu)
  • 1 pieza de tempe de garbanzos de 250 grs y otra de tempe de soja de 125 grs (mezcla optativa)
  • 700 grs. de chanpiñones enteros
  • 1 pimiento rojo grande y 2 tipo italiano (verde)
  • 6 alcachofas
  • 8 tomates tipo pera
  • 300 grs. de ciruelas desecadas con hueso, 100 grs. de pasas medianas sin semillas (optativo sin semillas), 100 grs. de dátiles s/hueso (optativo sin hueso) y 70 grs, de piñones
  • 1 y 1/2 de cava o jerez seco (1/3 de litro)
  • tres hojas de laurel, pimienta a gusto, sal y aceite de oliva
  • Tamari  (salsa de soja)

ELABORACIÓN:

  • Trocear todos los ingredientes: verduras, tofu y tempes, como muestra la foto superior
  • tira modificadaFreír cada uno de ellos, empezando con el tofu y el tempe, por separado. Dar la vuelta a los trocitos de tofu y tempe para que se doren por el otro lado y al cabo de unos minutos regar con 4 cucharadas de Tamari (han de quedar un poquito teñidos) Al cabo de unos 5 minutos sacarlos de la cazuela y reservar. Ir añadiendo con cada freída un poco más de aceite y reservando cada verdura a parte. Se ha de salar individualmente cada clase de verdura.
  • Los tomates se ponen en una paella grande, a parte, boca a bajo, con un poco de aceite y el laurel y la sal, y, se fríen a fuego muy lento tapados para que se vayan deshaciendo (al cabo de unos minutos se pueden aplastar con un tenedor, así se cuecen mejor) hasta quedar todas las pieles separadas. En este punto, cuando ya son un puré, colarlo con un chino presionando para que se aproveche todo menos pieles y semillas.
  • Ahora ya podemos llenar la cazuela con todo lo que hemos cocinado, además de los frutos desecados, añadir el cava o jerez seco, el tomate colado, la pimienta y dejar que todo se homogeneice unos 10 minutos (haciendo saltar o mezclar con una espátula de madera vigilando que nada se rompa). Dejar al fuego lento que vaya hirviendo unos 15 minutos más. Ya se habrá evaporado el alcohol y los sabores se habrán unido. Probad el jugo para saber si os gusta el nivel de sabor, sino, rectificar con tamari o con sal y/o pimienta.
  • Dorar los piñones en un paella con aceite y echarlos en los últimos 5 minutos de cocción del guiso.

 

 

 

“BULL” ACHORIZADO (embutido vegano)

"BULL" ACHORIZADO (embutido vegano)
“BULL” ACHORIZADO (embutido vegano)

INGREDIENTES:

  • 100 grs. de soja texturizada fina
  • 200 grs. de gluten de trigo
  • 200 grs. de tofu
  • 100 grs. de harina de garbanzo
  • 150 grs. de fécula de maíz
  • 4 cucharadas de Tamari (salsa de soja fermentada)
  • 100 cl. de leche de soja
  • 250 cl. de agua
  • 4 mitades de tomates deshidratados
  • 2 cucharaditas de sal
  • 3 cucharadas de aceite de coco
  • especias: jengibre en polvo 1 cucharada, canela (polvo) 1 cucharada, pimientón dulce 4 cucharadas, pimentón picante de la Vera 1 cucharadita
  • 150 grs. de perejil triturado

PARA EL CALDO:

  • Una rama de apio, 2 zanahorias, acelgas y hojas de col: 100 grs. de cada, 1 endívia, 1 cogollo, sal a gusto,l pastilla de concentrado de caldo vegetal, judías tiernas 100 grs. y una cebolla.
  • Agua suficiente para hervir el conjunto.

MATERIAL PARA ENVOLVER LA MASA:

  • Gasa grande (rejilla) de tela de algodón, que se puede adquirir en las farmacias.
  • cordel de algodón para cocina.
  • pimienta negra,sal de ahumar.

PREPARACIÓN:

  1. Remojar la soja texturizada en 1\2 vaso de leche de soja y el tamari y dejarlo reposar 10 minutos
  2. Colocar todos los ingredientes en un bol grande, incluida la soja ya remojada menos el agua y mezclar
  3. Añadir el agua de una sola vez y amasar suavemente para no romper o aplastar los trozos de tofu, una vez amasado separar la masa en 4 porciones y darles la forma de “bull”salchicha alargada de 4 cm. de diámetro más o menos
  4.  cortar 4 rectángulos de la gasa  suficiente para envolver los “bull” como un canelón, (es importante que sobre gasa para que de la vuelta, ya que la masa al cocerla se ensancha) dejando que sobren además 4 cms  a cada lado
  5. Atar con el cordel cada “bull”envuelto con la gasa , primero longitudinalmente cerrando los dos extremos y hacer un nudo y luego ir dando vueltas de cordel al “bull” hasta llegar al final y hacer un nudo
  6. Depositar al fondo de una olla ancha, todos los “bulls” confeccionados y luego añadir todas las verduras, como haríamos para hacer un caldo.
  7. Echar en la olla el agua para cubrir y suficiente para la evaporación y dejar cocer durante 1 hora.
  8. Cuando ya se haya enfriado todo, sacar las piezas y rebozarlas primero con la sal de ahumar, y después con pimienta negra, sin sacarlas de su envoltorio de gasa y cordel y depositarlas en una plata cubiertas por una bolsa de plástico sin atar del todo y meterlas al frigorífico.
  9. El caldo sobrante se puede usar como base para una sopa o para guisar. Las verduras también pueden servir para una buenas croquetas.

*Esta elaboración, es sencilla y siempre da buenos resultados. Los “bulls” tratados en el punto 9 permiten su almacenamiento para 2 o 3 semanas en la nevera. Si dejasen líquido en la plata, se ha de vaciar, es normal que lo echen ya que sufre un proceso de desecado.

*Si se formase moho blanco en la superficie, frotarlos con sal y aclarar con agua y volver a rebozar con sal y pimienta negra.

*Para consumir esperar al menos unos 3 días y luego sacar el cordel solamente a medida que se vayan usando. Es preferible que la gasa actúe como la “piel” del “bull” e ir desenvolviendo y cortando según se necesite y cubrir de nuevo con la misma “piel” hasta el final.

*Tanto se pueden consumir crudos como embutido, como cocidos a la plancha o fritos, rebozados etc.

QUE APROVECHE!! YA VERÉIS EL RESULTADO!

 

Fideuá de mar

Se trata de otra receta inspirada por el libro de cocina vegana mediterránea de Laura Kohan. Es una receta que sabe a mar. En realidad lo más exótico que tiene es el tofu porque las algas utilizadas, espagueti de mar, son de nuestras costas, lo que en nuestras tierras no es costumbre culinaria el uso de las algas y es una pena porqué tienen muchas propiedades y posibilidades. El plato es ideal y el sabor es sublime!

fideuá de mar

Dificultad: media
Tiempo: 1h reposo + 45min
Raciones: 4-5 personas
Nutricional: 380 kcal/ración. Yodo, flúor, potasio, fósforo, sodio, magnesio, calcio, vitamina A, vitamina C, Ácido fólico, vitaminas del grupo B.
Atributos medicinales:
Las algas espagueti de mar  las podemos encontrar el mar Cantábrico por lo que son un producto de nuestras tierras pero no tenemos costumbre culinaria en su uso.  Éstas son ricas en yodo que ayuda al normal metabolismo del organismo (un exceso de yodo también puede provocar los efectos del defecto de yodo, atacando al tiroides). Su contenido en varios minerales y vitaminas las hace muy aconsejables para la prevención de la caída del cabello y la salud de el pelo, la piel y las uñas. Las algas tienen moléculas parecidas a la Vitamina B12 pero no son funcionales por lo que no nos podemos fiar de que sean una buena fuente de esta. Las algas son antihipertensivas y diuréticas.
El cilantro es una hierba aromática con muchas aplicaciones. Es alto en moléculas antioxidantes (vitamina C, rutina) previniendo así el envejecimiento prematuro, las enfermedades cardiovasculares,  la anemia y la salud de la piel y las articulaciones. Es un antihipertensivo y ayuda a la eliminación del exceso de líquidos. Por otro lado se le atribuyen porpiedades afrodisíacas. 

Ingredientes:

  • 25g de espaquieti de mar
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cucharada de cilantro fresco picado (u otra hierba aromática)
  • Aceite de oliva
  • 300g de tofu firme
  • 2 hojas de laurel
  • 1/2 taza de harina de trigo o, mejor, maicena
  • 1,5 cucharadita de pimentón de la vera
  • 1 tomate maduro rallado (con todo, semillas, piel)
  • 1 vaso de vino blanco
  • 400g de pasta fina o fideos
  • el zumo de un limón
  • Unas hebras de azafrán
  • Sal marina

Procedimiento:

  1. Rehidratar las algas cubriéndolas con medio litro de agua hirviendo y dejar reposar durante 15 min.
  2. Chafar dos dientes de ajo en un mortero, añadir el cilantro y una pizca de sal y seguidamente un buen chorro de aceite de oliva. Con esta mezcla dejaremos marinar el tofu cortado en dados grandes.
  3. Pasados los 15min, meteremos las algas junto con su agua y una hoja de laurel en una olla pequeña llevando a la ebullición dejando cocinar durante 10 minutos. Posteriormente escurriremos las algas y reservaremos el agua. Cortamos las algas en tiritas de unos 5 cm de longitud, las pasaremos por la harina y seguidamente freiremos en una sartén con aceite. Posteriormente dispondremos las algas sobre papel de cocina absorbente para que recoja el aceite sobrante.
  4. Salteamos los dados de tofu junto con su marinada durante unos 5-10min.
  5. Chafar los dos diente de ajo restantes, agregar en una sartén con aceite y antes que doren añadir el pimentón y seguidamente el tomate rallado. Removemos durante un minuto, añadimos el aceite del marinado del tofu, agregamos un vaso de vino y a continuación añadiremos los fideos secos salteándolos durante unos 2-3 min. Cubrimos con el agua de las algas y dos tazas más de caldo de verduras. Agregamos el tofu salteado y las hebras de azafrán. Subimos el fuego al máximo hasta que hierva.
  6. Vigilamos que no quede muy seco. Cuando la pasta esté al dente, apagamos el fuego, disponemos las algas por encima de la fideuá y tapamos con un trapo limpio dejando reposar unos minutos.

*En el último momento agregamos un chorrito de jugo de limón.

No-pollo con masala y anacardos

Inspirado en la cocina hindú, en este plato hemos excluido el pollo para que se quede en condición de gallo disfrutando del campo allí donde esté y así saborear un jugoso seitan sellado adaptado a esta receta. Lo acompañamos con arroz basmati para acabar de cumplimentar el contexto de la receta. Sabroso y para chuparse los dedos.

no pollo al masala
Ingredientes:
Para el no-pollo
1 taza de harina de gluten
2 cucharadas de aceite (de girasol o de oliva)
1 cucharadita de sal (o una cucharada de salsa de soja)
2 cucharadas de ajo molido (opcional)
2 cucharadas de cebolla en polvo (opcional)
2 cucharadas de pan rallado
caldo de verduras o agua

Para la salsa
2 cebollas picadas
4 cucharadas de aceite de girasol
5 dientes de ajo
Agua hirviendo o caldo de verduras
2 cucharadas de masala
1/2 vaso de vino (rosado o tinto)
1 vaso de leche de coco o nata vegetal
3 cucharadas de anacardos poco troceados
3 cucharadas de pasas sin hueso
3 cucharadas de cilantro picado
sal al gusto

Para el arroz
2 cucharadas de aceite de girasol
5 ajos tiernos cortados en rodajitas
1 semilla de cardamomo
4-5 raciones de arroz basmati (lo que quepa en una mano aproximadamente)
Agua
Sal al gusto

Procedimiento:

  1. Primero preparamos el seitan puesto que tendrá que cocerse un buen rato. Mezclamos los ingredientes secos y seguidamente añadimos el aceite y removemos bien. Luego añadimos un vaso de agua y mezclamos hasta formar una masa uniforme con la que haremos bolitas del tamaño de un puño. Aplastamos las bolitas y las cortamos con un cuchillo en forma de triángulos alargados (la idea un poco es que imite la carne del pollo, la parte del muslo, cortado).
  2. En una sartén de un diámetro aproximado de 20cm calentamos unas 2-3 cucharadas de aciete de girasol y doramos un poco los 5 dientes de ajo picados. Seguidamente agregamos el seitan y doramos también dándole la vuelta cada medio minuto unas 3 o 4 veces. A continuación cubrimos con agua o caldo de verduras, agregamos las cucharadas de masala y dejamos que hierva, cuando lo haga, añadimos el vaso de vino y dejamos cocer unos 30-40min. Vamos dando la vuelta a las piezas de seitán.
  3. En otra sartén a parte, de un tamaño similar o superior, calentamos aceite y sofreímos a fuego muy lento la cebolla picada. Tiene que quedar muy muy tierna, casi que se deshaga.
  4. Una vez listo el no-pollo, lo mezclamos (junto con el jugo del seitán) con la cebolla pocha y seguidamente agregamos la nata vegetal o la leche de coco y dejamos hacer.
  5. Mientras se acaban de amalgamar la preparación del no pollo, preparamos el arroz. En la misma sartén que hemos preparado el seitan (y para no ensuciar tantas sartenes), pasamos un papel de cocina para que no queden restos de comida, calentamos 2 cucharadas de aceite y sofreímos los ajos tiernos junto con la semilla de cardamomo. Enjuagamos el arroz, escurrimos y lo salteamos junto con el resto durante unos 5-10 min, seguidamente cubrimos con agua el doble de su tamaño, agregamos sal al gusto y cocemos durante unos 15 min. Una vez listo, escurrimos para extraer el excedente de agua.
  6. En la preparado del no-pollo agregamos los anacardos, las pasas previamente remojadas y el cilantro. Salamos al gusto.

Estofado de judías grandes

Plato tradicional de estas tierras, inspirado en el potaje andalusí del libro de recetas veganas de Laura Kohan, es un buen aliado para mantener el equilibrio nutricional de nuestra dieta vegana.
estofat de mongetes grosses copy

Dificultad: media
Tiempo: 60 min
Raciones: 4 personas
Nutricional: 350 kcal/ración. Potasio, fósforo, sodio, magnesio, calcio, vitamina A, vitamina C, Ácido fólico, vitaminas del grupo B.
Atributos medicinales:
Las judías secas son semillas y como proyecto de planta que son, poseen todos los nutrientes necesarios para llegar a su objetivo, y es por eso que son tan ricas en hidratos de carbono como lo son en proteínas y aminoácidos esenciales y lo son también en minerales y vitaminas. Tienen bajo contenido en grasas, y éstas son polinsaturadas. Los azúcares son complejos por lo que se liberan lentamente al torrente sanguíneo permaneciendo la sensación de saciedad durante más tiempo. Rico en potasio y magnesio que ayuda a regular la tensión arterial y rico también en ácido fólico y ribofalvina. Es bién sabido que propician las flatulencias pero también se ha visto que al cabo de un tiempo de mantener un consumo regular el cuerpo se va acostumbrando.
La patata es un tubérculo que siempre debe consumirse cocinado debido a su característica de toxicidad cuando está cruda, sobretodo la piel y la parte verde del tubérculo. Al ser muy ricas en potasio aumentan la diuresis por lo que son buenas para combatir la hipertensión y la retención de líquidos. Se ha visto que ayudan a superar episodios de depresión y que son favorecedoras del sueño. Ayudan a combatir los calambres musculares. Además son buenas para cuadros de cistitis, protstatitis o problemas reumáticos. Se debe tener cuidado en caso de obesidad o diabetes debido a su gran aporte en hidratos de carbono.
La cebolla tiene bastos beneficios, pero nos centraremos en los más importantes. Ésta es muy beneficiosa para la salud del pelo, las uñas y la piel. Se ha visto que mejora los síntomas del reuma, como los de la próstata. Ayuda a litigar el asma y las afecciones bronquiales. Es bien conocido su poder diurético como su poder bactericida. También se ha visto que mejora los síntomas de la depresión y del insomnio.
La zanahoria disminuye el colesterol y prevé la arterioesclerosis. Al ser alcalina (pH básico, no ácido) ayuda a depurar la sangre, como casi todas las verduras. Va bien para los parásitos intestinales y es laxante, previniendo la diverticulitis y las neoplasias de colon.

Ingredientes:

  • 400g de judías grandes cocidas (las utilizdas para la fabada asturiana)
  • media taza de proteína de soja rehidratada
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • medio boniato o un trozo de calabaza (opcional)
  • una zanahoria rallada
  • caldo de verduras
  • media taza de salsa de tomate
  • media taza de guisantes
  • 2 patatas medianas
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco o rosado
  • 2 hojas de laurel
  • 2 cucharaditas de pimentón de la vera
  • 1 cucharadita de canela

Procedimiento:

  1. En una olla ponemos a sofreír la cebolla picada y seguidamente el ajo picado. Mientras esperamos que se doren, rehidratamos la proteína de soja en una taza con agua hirviendo (que cubra la proteína el doble de su tamaño) junto con la cucharada de salsa de soja y dejamos reposar durante 30min.
  2. Una vez dorada la cebolla y el ajo, añadimos las patatas peladas y cortadas en láminas de un grosor aproximadamente de 1cm, dejamos dorar también y agregamos la zanahoria rallada y el boniato o calabaza cortados.
  3. Una vez lista la proteína de soja, escurrimos bien, y en una sartén con aceite freímos junto con 1 diente de ajo cortado a láminas, seguidamente añadimos el pimentón y la canela en polvo, dejamos cocinar unos 5-10 minutos, lo añadimos al resto de ingredientes y mezclamos.
  4. Vertemos el vaso de vino a la preparación y dejamos evaporar el alcohol. Seguidamente agregamos las hojas de laurel, los guisantes y las judías y dejamos cocinar unos 5-10 minutos más mezclando con cuidado para no romper las judías.
  5. Cubrimos con caldo de verduras, agregamos la salsa de tomate, tapamos y dejamos cocinar a fuego lento durante 20 minutos. Salpimentamos al gusto.

Pastel campesino

Plato clásico, sustancioso, hogareño y reconfortante. Así lo define Sarah Brown en su libro “la Biblia vegetariana”. El relleno se puede hacer con cualquier legumbre, pero con lentejas Puy queda estupendo! Todos a los fogones!

pastís campesino

Dificultad: media
Tiempo: 2 h
Raciones: 4 personas
Nutricional: 360 kcal/ración. Potasio, fósforo, sodio, magnesio, calcio, provitamina A (betacarotenos), vitamina C, Ácido fólico, vitaminas del grupo B.
Atributos medicinales:
Las lentejas contienen altos niveles de proteína y de hierro. Si la combinamos con un postre con Vit. C o con ensalada favorecemos la absorción de hierro. Si la combinamos con arroz, favorecemos la absorción de la calcio. Combate la anemia; reduce los niveles de colesterol; favorece el estado de ánimo y disminuye los estados de irritación.
La patata es un tubérculo que siempre debe consumirse cocinado debido a su característica de toxicidad cuando está cruda, sobretodo la piel y la parte verde del tubérculo. Al ser muy ricas en potasio aumentan la diuresis por lo que son buenas para combatir la hipertensión y la retención de líquidos. Se ha visto que ayudan a superar episodios de depresión y que son favorecedoras del sueño. Ayudan a combatir los calambres musculares. Además son buenas para cuadros de cistitis, protstatitis o problemas reumáticos. Se debe tener cuidado en caso de obesidad o diabetes debido a su gran aporte en hidratos de carbono.
La cebolla tiene bastos beneficios, pero nos centraremos en los más importantes. Ésta es muy beneficiosa para la salud del pelo, las uñas y la piel. Se ha visto que mejora los síntomas del reuma, como los de la próstata. Ayuda a litigar el asma y las afecciones bronquiales. Es bien conocido su poder diurético como su poder bactericida. También se ha visto que mejora los síntomas de la depresión y del insomnio.
La zanahoria disminuye el colesterol y prevé la arterioesclerosis. Al ser alcalina (pH básico, no ácido) ayuda a depurar la sangre, como casi todas las verduras. Va bien para los parásitos intestinales y es laxante, previniendo la diverticulitis y las neoplasias de colon.

Ingredientes:

  • 175g de lentejas pardas o Puy
  • 500g de patatas
  • 3-4 cucharadas de leche de soja
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 cebolla muy picada
  • 2 puerros cortados en rodajas
  • 2 tallos de apio muy picados
  • 175g de zanahorias muy picadas
  • 175 de calabaza muy picada
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 3 cucharadas de salsa de tomate
  • 1 cucharada de tomillo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 vaso de vino blanco
  • Sal y pimienta negra recién molida

Preparación:

  1. Cuece las lentejas en un cazo grande de agua hirviendo con una cucharadita de sal. (Las lentejas no necesitan remojo, y menos las tipo pardas o Puy, que a parte preservan mucho su estructura). Escurre y reserva el caldo.
  2. Mientras, cuece las patatas en otro cazo, hasta que estén tiernas. Escúrrelas y hazlas puré con la leche de soja, sal y pimienta.
  3. Rehoga la cebolla en una cazuela grande. Cuando la cebolla esté bien pochada, añade los puerros y el apio y deja hacer 5 minutos hasta que empiecen a estar tiernos.
  4. Añade la calabaza picada y deja hacer 10 minutos más. Añade el vaso de vino y cuando se haya evaporado el alcohol tápalo para que no se evapore el jugo de las verduras.
  5. Agrega las lentejas, la salsa de soja, la salsa de tomate, las hierbas y el caldo de las lentejas para que la mezcla quede jugosa al gusto. Cuece 10 minutos y condiméntalo.
  6. Vierte la mezcla en una fuente más o menos engrasada. Cúbrelo con el puré de patatas e introduce en el horno precalentado 35-40 min a 180ºC (punto 4 en el horno de gas), hasta que el puré de patata esté crujiente.

Berenjenas a la catalana

Este plato puede tener dos versiones además de poder consumirse caliente o frio: Puede ser también a la Italiana veganizada espolvoreándolo al final todo con levadura de cerveza y pan rayado (o queso vegano) y metiéndolo en el horno para gratinar.

berenjenas a la catalana
berenjenas a la catalana

 PUEDE CONSUMIRSE EN VERANO (frio) Y EN INVIERNO (caliente)

INGREDIENTES: para 4 berenjenas una por persona

  • 4 Berenjenas, 8 tomates bien maduros, 1 manzana o 1 cebolla (para los que no puedan con la cebolla), 2 zanahorias, aceite, sal, almendras tostadas, ajo(opcional), perejil, harina(para rebozar las berenjenas)

MÉTODO: (Si se desea no es necesario desamargar las berenjenas si éstas són tiernas)

Para desamargar las berenjenas: Rebanar las berenjenas en redondo de un grosor de un cm. y ponerlas en remojo cubiertas completamente con agua (poner un peso encima para que se hundan) mientras preparamos todo lo demàs,(unos 15 minutos mas o menos) Escurrirlas y untarlas con sal por las dos caras y disponerlas de pié procurando que respiren para que el agua que resulte se cuele fuera del escurridor, dejarlas así otro cuarto de hora.

  1. Rebozar las berenjenas rebanadas con harina e ir friéndolas en una paella con aceite (también pueden hacerse en el horno con un poco de sal y aceite por encima para los que hagan dieta)
  2. Mientras tanto hacer la salsa: Rallar la manzana o la cebolla(o cortar fino) y freir en aceite, también hacer lo mismo con la zanahoria y echarla en la paella cuando lo anterior esté ya un poco echo, cuando esté dorado incorporar el tomate habiéndolo cortado (si se hace con Thermomix no hace falta triturar nada) salpimentar, y majar en un mortero un puñado de almendras, el ajo(opcional) y el perejil con un poco de sal, echarlo en la paella de la salsa y dejar hacer unos cuantos chups chups. Triturar todo para que quede bien fino y volverlo a la paella.
  3. In echando las rodajas fritas o horneadas en la paella de la salsa e ir hundiéndolas para que se embeban de ella hasta llenar la paella por completo. Ha de quedar todo bien cubierto de la salsa (truqui: si no llegase la salsa para cubrirlo todo añadir un poquito de agua y rectificar de sal) Dejar que hagan unos cuantos chups chups más y ya está listo.

NOTA: este plato se puede consumir el dia después de hacerlo, va ganando en sabor al estar más tiempo reposando.