Guacamole a la mexicana

Esta receta intenta reproducir el guacamole que hace Ana. No nos queda igual pero tiene un poco su esencia. Nos encanta. El truco está en el cilantro, si no te gusta, pues este no es tu guacamole. En tal caso puedes cambiar cilantro por lima, que hacen los dos la misma función, la de antioxidante. Tiene otro truco, y este es el de dejar el hueso de un aguacate en el guacamole, de este modo se conservará sin oscurecerse por la oxidación, parece magia pero lo he visto con mis propios ojos!
guacamoledeana

Resultan unos 300g aproximadamente. Fácil y rápido.
.
170kcal/100g de preparación. Rico en Hierro, Calcio, Magnesio, Fósforo,  Lecitina, Vitamina C y Cromo
.
El aguacate contiene muchos ácidos grasos poliinsaturados y lecitina que ayuda a la reducción de la formación de colesterol malo disminuyendo la posibilidad de sufrir arterioesclesrois. También se ha visto que ayuda a prevenir y tratar enfermedades como el Alzheimer, depresión o la esclerosis múltiple. Por su poder de regulación de la mineralización ósea, debido a su alto contenido en Vitamina D, se ha visto que es un fruto muy recomendable para tomarlo durante el crecimiento, evitando así el raquitismo en la infancia y, en la vejez, la osteoporosis.
.
El cilantro es un potente antioxidante previniendo el envejecimiento prematuro. A parte, se ha observado que ayuda a reducir los niveles de colesterol malo, previniendo enfermedades cardiovasculares. Su alto contenido en vitamina C ayuda a la correcta absorción del hierro. Por otro lado, se ha visto que estimula al páncreas a producir insulina, equilibrando los niveles de azúcar en sangre. Tiene propiedades antibacterianas, evitando así, algunas intoxicaciones alimenticias gracias a su contenido en limoneno. A demás, se le otorgan facultades diuréticas normalizando, de este modo, las cifras tensionales.

Ingredientes:
3 aguacates medianos
1 taza de cilantro fresco (hojas y ramitas más tiernas ligeramente picadas).
1 cucharada de aceite de oliva
1 chalota pequeña
Sal al gusto

Preparación:
En un mortero, si puede ser, disponemos los aguacates previamente cortados en dados, la cebolla picada, el cilantro, el aceite y la sal, con la mano del mortero machacamos la mezcla hasta obtener la textura deseada.
Deja un hueso de aguacate dentro para evitar la oxidación.
*En esta receta no hace falta poner lima pero si te gusta le puedes añadir el jugo de media pieza. De todos modos el cilantro es un excelente conservante.
Servir con tortitas de maíz preferiblemente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s