Sopa de guisantes con aceite aromatizado crudivegana

El otro día Laura fue a un taller de cocina crudivegana de una compañera nuestra, Carlota Casou autora del blog Eat Me Raw, y le enseñó a preparar 3 recetas crudis. La primera de ellas es esta sorprendente sopa de guisantes crudos, el sabor es abracadabrante y el valor nutricional del plato nos trae vitaminas en vena! Ya verás!
sopa de guisantes crudi

 

Dificultad: baja
Tiempo: 20-40 min
Raciones: 3 personas
Nutricional: 170 kcal/ración. Hierro, Potasio, fósforo, sodio, magnesio, calcio, vitamina A, vitamina C, Vitamina D, Ácido fólico, vitaminas del grupo B.
Atributos medicinales:
Los guisantes son antidiabéticos naturales, reducen el colesterol malo, y ayudan a controlar el nerviosismo. Previenen el cáncer de colon y refuerzan nuestro sistema inmunitario. Contienen elevadas proporciones de Vitamina C, hierro, calcio, fósforo y magnesio
La cebolla tiene bastos beneficios, pero nos centraremos en los más importantes. Ésta es muy beneficiosa para la salud del pelo, las uñas y la piel. Se ha visto que mejora los síntomas del reuma, como los de la próstata. Ayuda a litigar el asma y las afecciones bronquiales. Es bien conocido su poder diurético como su poder bactericida. También se ha visto que mejora los síntomas de la depresión y del insomnio.
El aguacate contiene muchos ácidos grasos poliinsaturados y lecitina que ayuda a la disminuir de la formación de colesterol malo reduciendo, de esto modo, la posibilidad de sufrir arterioesclesrois y otras enfermedades cardiovasculares. También se has visto que ayuda a prevenir y tratar enfermedades como el Alzheimer, depresión o la esclerosis múltiple. Por su poder de regulación de la mineralización ósea, debido a su alto contenido en Vitamina D, se ha visto que es un fruto muy recomendable para tomarlo durante el crecimiento, evitando así el raquitismo. Recomendable también durante la vejez ya que resulta beneficioso en caso de osteoporosis.

Ingredientes:

  • 2 1/2 tazas de guisantes frescos (1/2 para la guarnición).
  • 1 aguacate
  • 1 1/2 taza de leche de avellanas
  • 1 cebolleta
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 de cucharadita de pimienta molida
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • Aceite aromatizado

Procedimiento:

  1. Si conseguimos guisantes frescos los tendremos que desenvainar primero, pero la recompensa merece la pena. Si no, los podemos utilizar congelados.
  2. En una batidora mezclamos los guisantes, el aguacate, la leche de avellanas (para hacer la leche de avellanas pondremos una porción de avellanas crudas por dos de agua y lo batiremos bien. Seguidamente colaremos el producto con un colador muy fino de tela y el líquido resultante será la leche de avellanas), media cebolleta, el aceite, la sal y la pimienta molida, batiremos bien, que quede muy fino.
  3. Cortamos en daditos muy pequeños el resto de cebolleta.
  4. Lo servimos con unos pocos guisantes, la cebolleta en daditos y un chorrito de aceite aromatizado (para el aceiete aromatizado podemos utilizar 1/4 de taza de romero fresco y 1/2 taza de aceite de oliva virgen extra, lo batimos, dejamos reposar durante 24h y colamos el aceite).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s